•   Milán, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

No hay reina del pop que se precie sin al menos un trono en los Europe Music Awards (EMA) de la cadena MTV, mejor si son dos, y en la gala de mañana todas las miradas estarán puestas en Taylor Swift y su más que probable reválida de la victoria cosechada en 2013.

La rubia diva forjada en Nashville (Estados Unidos), que hace solo unos meses también se declaró gran triunfadora en la rama estadounidense de estos galardones, aspira a llevarse en el Mediolanum Forum de Milán hasta nueve premios, nueve, incluidos los de mejor canción, mejor vídeo y mejor colaboración por "Bad Blood".

Pocos y pocas artistas han logrado mantener el tipo durante tantas ediciones en este efímero escaparate del pop, pero Swift podría conseguirlo mañana sin despeinarse, sin siquiera aparecer por aquí, tras remozar completamente su seminal sonido country en el disco "1989", que ha encandilado incluso a cantautores como Ryan Adams.

No ha sido al único. Su quinto álbum de estudio, publicado en 2014, superó recientemente los cinco millones de copias vendidas en su país de origen, lo que lo convierte en el éxito discográfico más fulgurante de la última década en Estados Unidos, más veloz aún que "21" de Adele (2011). Es, además, el tercer trabajo de la artista que supera esa cifra.

Para que Swift, que también es ya la reina de Instagram (tras barrer a Kim Kardashian y Beyoncé), no logre mañana un nuevo triunfo en los Europe Music Awards mucho se habrán tenido que esforzar los votantes de Justin Bieber, el siguiente mayor nominado, con aspiraciones en seis categorías.

El canadiense, otro nombre constante en estas ceremonias (fue elegido mejor artista masculino en las últimas cinco ediciones), bulle por dar el salto definitivo al Olimpo musical adulto y por ello defenderá mañana aquí en directo su próximo disco, "Purpose".

Se espera que la suya sea una de las actuaciones más llamativas en unos premios a los que, por su sistema de voto dominado por los afectos adolescentes, se les puede discutir la representatividad, pero no la espectacularidad.

Además de Bieber saltarán al escenario Pharrell Williams, Ellie Goulding, Jess Glynne (atención a la actual revelación británica), Jason Derulo, James Bay, Tori Kelly, Andrea Bocelli y Twenty One Pilots.

Junto a ellos no habrá que perder de vista los nombres de nominados como Nicki Minaj, One Direction ni el del conductor de la gala, Ed Sheeran, cuyo "Thinking out loud", con 500 millones de escuchas en todo el mundo, acaba de convertirse en la canción con más reproducciones en la historia de Spotify.

El toque veterano lo pondrán Duran Duran, que calentarán el ambiente desde esta misma noche con un concierto en plena plaza del Duomo de Milán y que mañana recibirán el galardón de nuevo cuño "Video Visionary Award", en reconocimiento a su carácter como pioneros en la historia de los vídeos musicales.

Además de en MTV, donde la emisión arrancará a las 18.45 horas (16.45 GMT) con la alfombra roja, los españoles podrán disfrutar de la gala a través de una revolucionaria app, la oficial de MTV EMA, que les permitirá seguir la ceremonia a través de sus móviles con una perspectiva de 360 grados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus