•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

María Laura Ramírez, de 18 años de edad, originaria de la cuna del folclor, Masaya,  se convirtió la noche del domingo en la nueva Miss Mundo Nicaragua 2016.  La poseedora del título se considera como un joven que trata de ver cada experiencia negativa como algo positivo, además agrega que su principal objetivo es transmitir un mensaje sobre cuerpo sano.

Pasatiempos

“Yo le dedico mucho tiempo al ejercicio, debido a que me gusta ejercitarme lo hago una hora y media o si no de 15 a 20 minutos en casa y más que todo siempre trato de mantenerme activa. Al realizar ejercicio me siento desahogada, libre, pero también debo de cuidar la alimentación, ya que trato de balancear para que todo vaya mejor”, agrega María Laura.

Actualmente María Laura estudia su primer año de Comunicación Social y se perfila como una futura productora,  pero también menciona que le gustaría ser presentadora y todo lo que tenga que ver con comunicación ahí estará ella.

“Me gusta mucho leer en mis tiempos libres. Leo noticias por lo que lo aplico por mi carrera, también me gusta leer libros, por ahora leo uno que se llama “Bailando sobre la tumba”, de Nigel Barley, y es muy interesante ya que trata de suspenso, drama y hace sentir que estás dentro de la historia, es de esos libros que atrapan,  me encanta”, expresó la nueva Miss Mundo Nicaragua.

Como dueña de la corona ahora lo que le toca es organizar muy bien su tiempo, dividirlo entre sus estudios, familia, amigos y ahora como Miss Mundo, que es una gran responsabilidad y debe de poner bien su agenda para hacer que todo marche bien.

Certamen

“Para este certamen me sentí preparada, ya que tuve la oportunidad de haber  participado anteriormente en Miss Teen, hace dos años, y fue como una escuela donde me enseñaron a usar tacones, estaba chiquita aún”, refiere entre risas María Laura. Comenta que todo lo que aprendió ahí lo aplicó en Miss Mundo y haciéndose sentir más fuerte y segura de ella misma.

“Cuando me nombraron como finalista no lo podía creer, me sentí superemocionada debido a que fui a la primera que llamaron; cuando escogieron el grupo de las seis finalistas y yo estaba entre ellas no lo podía creer y solo sabía que había hecho un buen trabajo, y todo lo que quería aplicar lo hice y se lo transmití al jurado y por eso aquí estoy como Miss Mundo Nicaragua 2016”, afirma.

Más que una corona

“Siento que ser una reina implica más que todo tener una madurez y tener una gran responsabilidad, esto no se basa en la edad, sino que he aprendido a ver las cosas a como son, las situaciones que he pasado en la vida me han hecho crecer y ahora sé que esto es una responsabilidad muy grande”, cuenta.

Color Esperanza

“Yo trabajo con niños con cáncer y niños en estado de vulnerabilidad en una fundación que tiene por nombre Color Esperanza. Ya tengo dos años.  Y debido a que yo tuve una enfermedad, ahora como gratificación de estar viva yo me uní a esta causa y ahora como Miss Mundo Nicaragua pienso conseguir donaciones para la fundación”.

Color Esperanza tiene varios centros, están  en Managua, Masaya, Jinotega, Estelí.

Noche de glamour

El domingo 25 de octubre el Teatro Nacional Rubén Darío (TNRD) se llenó de beldades, tras realizarse el certamen de  Miss Mundo Nicaragua, donde 16 jóvenes se disputaban la corona. Los asistentes de la  sala mayor del TNRD estaban más que emocionantes, las barras de las candidatas estaban llenas de entusiasmo, alegría y muy coloridas. No dejaban de ovacionar a las candidatas cada vez que estas se presentaban.  

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus