•   Oslo, Noruega  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La prensa noruega descargaba el viernes su furia contra Justin Bieber, quien la víspera abandonó el escenario tras cantar una sola canción, frustrando a un millar de adolescentes que asistían al concierto en Oslo.

El cantante canadiense, de 21 años, interrumpió el miniconcierto después de haber interpretado su éxito "Boyfriend", irritado por el lanzamiento de agua por parte de fans enloquecidos.

Las imágenes capturadas por los teléfonos móviles le muestran secando el suelo con su camisa e intentando, parece que en vano, razonar con las jóvenes espectadoras que lanzaban agua. "Da igual. Se acabó. No voy a dar el concierto", dijo al tiempo que daba media vuelta y tiraba su chaleco al suelo.

Los medios noruegos no dejaban de mostrar la escena este viernes y de entrevistar a jóvenes desconsoladas. La cadena TV2, que había organizado el concierto, hablaba de "escándalo" y de "fiasco", y el diario Adresseavisen de un "drama lleno de lágrimas".

Bieber se disculpó en la red social Instagram.

"Por desgracia, ha sido una semana dura para mí, con largos días sin poder dormir (...). No siempre manejo bien las cosas, pero soy humano y me esfuerzo por mejorar".

El 'enfant terrible' del pop acumula extravagancias fuera y dentro de los escenarios. En 2013 en Argentina agredió a un fotógrafo y fue expulsado del hotel.

En Estados Unidos, donde vive, fue detenido el año pasado por conducción peligrosa y condenado a dos años de libertad condicional por haber lanzado huevos contra la casa de un vecino en Los Ángeles.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus