•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Reyli Barba es sin duda uno de los artistas más queridos de la farándula mexicana.

Muchos son los que crecieron admirándolo mientras cosechaba éxito en la agrupación Elefante, que tuvo su máximo apogeo a finales de los 90 e inicios del presente siglo.

Es de sobra conocido que a pesar de lo bien que le iba con Elefante en el año 2003 sorprendió a muchos cuando anunció que tomaría la aventura de lanzarse como solista para continuar su carrera artística.

Y como el diamante en el lodo brilla, el reto no le quedó grande y como solista ha tenido mucho éxito en Latinoamérica, España y otros países del resto del mundo, por donde ha realizado una serie de giras con sello de éxito.

Fue nominado como uno de los candidatos para los premios Grammy, donde obtuvo premiaciones y ha compartido escenario con cantantes como Beyoncé y Alejandro Fernández.

Escándalo

Pero la fama no ha saciado su vida y Reyli ha tocado fondo en diversas ocasiones. El cantante no ejerce control sobre el alcohol y las drogas, y se ha visto envuelto en innumerables escándalos.

A comienzos de septiembre del año 2013, la policía de Mexicali en Baja California, respondió a un reporte sobre una persona en “estado inconveniente” en un vehículo. Los agentes encontraron al cantante ebrio en su auto, y al ir a registrarle el mexicano no solo se negó a cooperar, sino que golpeó a los oficiales según reportó el periódico mexicano El Universal.

Tras ser detenido, a Barba se le aplicó un examen toxicológico que dio positivo a cocaína y alcohol. El cantante pasó la noche en la cárcel pero fue liberado al día siguiente tras llegar a un acuerdo con los agentes a los que agredió, gracias a una figura contemplada en el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

El escándalo fue muy sonado e incluso Ana Bárbara, quien le tiene un hijo a Reyli reaccionó diciendo que estaba decepcionada de su comportamiento.

El artista dejó pasar los meses y en enero de 2014 dijo a la prensa mexicana que estaba indignado porque se había publicado que estaba bajo los efectos de la cocaína porque en realidad no fue así.

Eso sí, el cantante admitió que estaba muy ebrio y aseveró: “El castigo lo tuve merecido, porque le falté el respeto a la autoridad y fue por unas cervezas, nunca fue por drogas. Hoy estoy haciendo ejercicio y bajé 10 kilos”.

Rehabilitación

Después del incidente se alejó de los escenarios, porque según él ya no estaba disfrutando de la música como antes, no obstante, aunque juró y perjuró que ya no quería meterse en líos de esa índole, volvió a recaer y su familia llegó al punto de internarlo en un centro de rehabilitación contra su voluntad.

De acuerdo con Univision, el papá del hijo de Ana Bárbara fue recluido en una clínica para tratar sus adicciones en San Cristóbal de las Casas, Chiapas; pero lo que más llamó la atención fue que se informó que lo obligaron a entrar al centro. Un amigo del compositor detalló que el chiapaneco está en el lugar desde julio pasado.

El informante precisó que permanecerá en el centro de rehabilitación hasta que cumpla un año ahí, porque será la única forma en que Reyli supere sus adicciones y se reincorpore a su vida cotidiana. Puntualizó que el centro se llama Volver a Vivir, donde cuenta con asistencia médica, psicológica y espiritual.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus