•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cantante nicaragüense Luis Enrique aseguró que es un aprendiz que sigue explorando con su música, como demuestra con su nueva producción musical “Yo voy pa’ encima”, tema grabado con el reguetonero cubano “El Mola”.

“Esta canción llegó cuando mezclaba un trabajo acústico y, como estoy abierto a todo, lo canto con ‘El Mola’, un artista urbano cubano muy creativo. Es un trabajo que me ha dejado lleno de alegría”, detalló en entrevista telefónica con Efe.

A pesar de sus 28 años de carrera, Luis Enrique asegura que le nace de dentro seguir explorando nuevas opciones musicales, como en este caso en el género urbano.

Para el cantante nicaragüense en el sencillo “Yo voy pa’ encima” ha logrado “una mezcla perfecta” entre la salsa que le ha hecho internacionalmente conocido y nuevos ritmos.

“Me ha dejado muy feliz porque tiene un mensaje positivo, es alegre. Es la mezcla perfecta entre la salsa y la música urbana, no es más ni menos, ni de una ni de la otra”, dijo.

Las ganas de adentrarse en nuevos estilos y conocer talento joven es lo que, además de sus producciones, mantienen ocupado al cantante de éxitos como “Yo no sé mañana”, “Date un chance” o “Abre tus ojos”, que participa como tutor en los programas “La Voz” y “La Voz Kids” en Perú.

“Esta oportunidad ha sido totalmente novedosa, lo que más me gusta es conocer talento joven, más que ser un ‘coach’ solo de música me gusta compartir con los jóvenes mi experiencia, darles mi punto vista sobre la industria”, señaló.

Una experiencia que se extiende por casi tres décadas en las que el cantante asegura que ha aprendido mucho y aún le quedan cosas por conocer.

“Yo lo que quiero transmitir a los chicos es que cuando uno está comenzando tiene una idea romántica de la música, uno cree que es hacer música y ya, pero no es así, hay muchas otras cosas que se tienen que saber y hacer para lograr tener el éxito”, enfatizó.

Aprender y adaptarse a los cambios sabe el ganador de tres premios Grammy Latino y uno americano, que asegura que en una industria que ha sufrido en los últimos años grandes transformaciones le ha tocado sobrevivir a “aguaceros y  terremotos”.

“Con los primeros cambios eran aguaceros, porque antes era impensable  que una disquera fuera a desaparecer o las tiendas de discos o que podías ser un artista independiente”, dijo el artista.

Agregó que en la época en la que la música latina irrumpió con fuerza en el panorama internacional, la idea para una aspirante a artista era que una disquera te descubriera y lanzara tu carrera.

“El verdadero terremoto es cuando todo  se desapareció. Hoy puedo decir que he tenido que aprender a hacer música en otros formatos, me puedo grabar incluso en mi casa, hasta medio ingeniero me he vuelto”, comentó entre risas el conocido como “El Príncipe de la Salsa”.

“Pero que ahora la tecnología te permita grabar tu trabajo no te hace artista, para eso hay que aprender hasta ofrecer algo que te haga único”, aclaró.

Por eso su trabajo como tutor en estos programas televisivos es hacer ver a los jóvenes que esta es una carrera de paciencia, de saber esperar mientras se trabaja duro. “No sentarte en tu casa hasta que alguien descubra tu gran talento; tu momento llega si estás preparado”, aseguró.

El artista, que además de tocar casi todos los instrumentos, es reconocido  mundialmente como un embajador de la salsa, aprovecha su experiencia para dar consejos que él mismo hubiera querido recibir de joven.

“Uno tiene que descubrir cuál es su talento, eso que te hace ver como una persona que aporta algo en el campo que has escogido. Todo eso es un trabajo diario que no acaba nunca”, finalizó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus