•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Hasta hace poco eran estrellas adolescentes con rostros lampiños, pero Justin Bieber y One Direction han madurado y descubren en sus nuevos discos la dura realidad que significa vivir bajo la mirada atenta del público.

Los jóvenes artistas lanzaron este viernes sendos discos que, si bien mantienen parcialmente la fórmula pop que los hizo ricos, también dejan entrever las dificultades de caminar a la adultez en la cima de la fama.

"Mi vida es una película y todo el mundo está mirando", entona Bieber, de 21 años, casi al principio de su nuevo álbum "Purpose".

"La vida no es fácil / no estoy hecho de acero / no olviden que soy humano / no olviden que soy real", canta.

Con "Purpose", su primer álbum con producción nueva en tres años y medio, el cantante canadiense demuestra su paso a la madurez no sólo con la letra, sino también musicalmente.

En varios temas, incluyendo los "singles" lanzados con anticipación "What Do You Mean?" y "Sorry", juega con un ritmo house suave y tropical, alejándose del típico sonido pop-R&B que lo igualaba a cualquier otra estrella del pop.

Bieber, que debe su nuevo sonido a los productores electrónicos Skrillex y Diplo, apostó en "Purpose" a rehabilitar su imagen de estrella luego de varios años generando titulares de prensa sobre sus escaramuzas con la justicia y no sobre su música. Su último álbum, "Believe", salió en 2012.

En "Sorry", Bieber ofrece una especie de disculpa. Pero su arrepentimiento no parece tan dirigido al mundo en general sino, como presumen muchos de sus fans, a su exnovia, la cantante y actriz Selena Gómez.

Bieber se alía a otra sensación adolescente que comienza a madurar, Ariana Grande, en una versión acústica de "What Do You Mean?". Otros colaboradores de "Purpose" son los raperos Big Sean y Nas, así como Halsey, el cantante electropop de 21 años cuya carrera ha ascendido velozmente.

One Direction, un poco de rock

Bieber dará una extensa gira por Norteamérica a partir de marzo para promocionar su nuevo disco.

Mientras Bieber marca su gran regreso con este álbum, los jóvenes de One Direction lanzan un nuevo álbum cada año, en la temporada navideña: cada noviembre desde 2011, la banda inglesa salida del programa de talentos "The X Factor" ha cumplido con sus fans.

No obstante, el nuevo disco de One Direction, "Made in the A.M.", es el primero del grupo sin su miembro fundador, Zayn Malik, cuya partida en marzo desató intercambios sorprendentemente amargos entre los jóvenes, conocidos más bien por su afabilidad.

La banda insiste en que no se está dividiendo, pero afirma que suspenderá su trabajo indefinidamente después de "Made in the A.M.", un álbum lanzado después de una maratónica gira que terminó el 31 de octubre en Sheffield, Inglaterra.

En el que tal vez pueda ser su disco final, los jóvenes que se habían vuelto sinónimo de pop ligero decidieron ponerse a roquear.

La canción "Temporary Fix" está dominada por las guitarras con la energía de los roqueros alternativos The Killers. "Olivia" ofrece una melodía estilo Beatles, mientras que en el resto de los temas la banda suena más como Coldplay o como U2 a mitad de su carrera.

Mayormente, One Direction mantiene su preferencia por las pegajizas canciones de amor, pero al mismo tiempo la letra parece recordar con nostalgia el pasado glorioso de la banda.

En "Love You Goodbye", Liam Payne canta: "Es inevitable que todo lo bueno llegue a su fin".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus