•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El programa de la conductora peruana Laura Bozzo en la cadena mexicana Televisa dejará de emitirse el próximo 31 de diciembre, tras cinco años al aire y varios escándalos a cuestas, con el fin de “reinventar el concepto de su producción”.

Así lo informó ayer la cadena mexicana en un comunicado en el que precisa que la decisión “se da a petición expresa” de Bozzo, quien es “consciente de la evolución (...) y los cambios” en las expectativas e intereses de la audiencia.

En unas declaraciones a Radio Fórmula, Bozzo, quien recientemente firmó una extensión de su contrato de exclusividad con Televisa, negó su salida de la cadena y explicó que lleva “20 años” trabajando en su formato actual, por lo que siente “la necesidad de adecuarlo” para “refrescarse”.

Aunque la conductora no precisó en qué consisten los cambios en la producción de su programa, llamado “Laura”, ni cuándo volverá al aire, prometió un “formato espectacular” y “que nadie se imagina”.

Televisa precisó que “en su momento se darán a conocer los detalles del nuevo proyecto televisivo de Laura Bozzo”.

El fin del programa de la peruana surge meses después de que la senadora del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Angélica de la Peña Gómez, solicitara una investigación del contenido del programa por la presunta violación a los derechos humanos de los niños.

La legisladora denunció ante la Secretaría de Gobernación que el programa que transmite Televisa viola el derecho a la intimidad de los niños, al considerar que denigra, expone, agravia, revictimiza y muestra los rostros de menores en las emisiones televisivas.

La Secretaría de Gobernación confirmó en octubre pasado la apertura de una investigación sobre el contenido del programa, pero no dio detalles de la misma porque está en proceso.

Durante los cinco años de “Laura” al aire, la peruana ha protagonizado varios escándalos por comentarios emitidos en su programa, uno de ellos cuando presentó a una de sus invitadas utilizando el término de “putita” y asegurar que debería estar en “la cárcel por prostituta”.

Dos días después, la conductora se retractó y pidió disculpas a la audiencia mexicana, aunque se justificó al señalar que “putita” es una palabra que se usa de manera cotidiana en Argentina, Perú, Colombia y otros países sin intención de ofender.

Entonces casi medio centenar de organismos civiles exigieron al Gobierno aplicar la ley y exigir a Televisa la cancelación del programa por discriminar a las mujeres.

A pesar de la controversia, Bozzo dijo que nunca va a dejar su “labor social” y que su programa se centrará siempre en “la gente más humilde”. “Soy semilla y donde me metan florezco”, agregó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus