•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Kim Kardashian, la reina de los reality show, y su esposo, el rapero Kayne West, anunciaron el sábado pasado el nacimiento de su segundo hijo. Los padres no pudieron contener la felicidad y compartieron en las redes sociales la dicha de haber engendrado a un saludable varón.

“Kim Kardashian West y Kanye West le dieron la bienvenida a su hijo esta mañana (del sábado). Tanto la madre como su bebé se encuentran muy bien”, reza un comunicado publicado en el sitio oficial de la millonaria empresaria.

Según informa el sitio especializado en entretenimientos TMZ, el nacimiento se produjo tres semanas antes de lo previsto. Sin embargo, Kim parecía estar preparada para dar a luz en cualquier momento y así lo demostró con su cuanta oficial de Twitter al escribir “lista” junto a una foto donde mostraba su aún abultado vientre.

Pese a tanta emoción, lasocialité aún no ha revelado el nombre que le pondrá a su segundo hijo.

Embarazo no tan alegre

Kim Kardashiany Kayne West están casados desde el 2014 y ya son padres de una niña de dos años y medio, North West. Si bien su programa “Keeping up with the Kardashian” le ha traído mucha fama y polémica, su segundo embarazo también ha dado mucho de qué hablar.

En primer lugar, el nacimiento de su segundo hijo tuvo lugar después de varios intentos de la pareja por superar problemas de infertilidad, de los cuales la misma Kim habló detalladamente en su programa de telerrealidad.

Cuando finalmente logró quedar embarazada, nuevas quejas surgieron de las cuales no dudó en compartir siempre por sus redes sociales. A través de Twitter compartía con sus seguidores cuántos kilos subía en su estado. “Hoy he llegado ya a los 23 kilos y medio… y todavía me quedan seis semanas más. ¡Y me han prohibido hacer deporte!”, escribió.

“Experiencia miserable”

Y mientras avanzaba en su embarazo, cada vez se le hacía más difícil compartir su emoción por el mismo. Con tanto estrés acumulado Kardashian explotó: “Algunas personas lo encuentran armonioso, se sienten sexy, se sienten con vida, ¡pero yo siento todo lo contrario!, dijo a la revista People.

Para Kim quedar embarazada por segunda vez fue demasiado complicado. “Respeto totalmente los problemas por los que la gente debe pasar. Pero eso no significa que tenga que mentir y decir que es maravilloso. Lo encuentro como una experiencia miserable”, señaló.

La actitud de la esposa de Kanye West sorprendió a todos, ya que a principios de año se mostraba muy entusiasmada por quedar nuevamente embarazada y así poder traer un hermano menor a su primogénita, North West.

Preocupación

Para terminar con sus nervios, durante los últimos meses de su embarazo, Kim dijo estar muy preocupada por la salud de su bebé al afirmar en el programa E! News que “todo problema médico que pueda uno tener siento que ya lo he tenido”. Kim refirió que su parto podría ser de alto riesgo y que eso  le causaba extrema ansiedad.

No obstante, ya no hay nada por lo que Kim Kardashian deba preocuparse. Su retoño ya está en sus brazos desde el sábado por la madrugada y ahora, la miseria, ansiedad y preocupación, es reemplazada por infinita felicidad.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus