•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El grupo folclórico nicaragüense GüegüenseUSA, que nació hace seis meses en la ciudad de Nueva York y con el propósito de rescatar las raíces culturales de miles de nicaragüenses que han salido de Nicaragua en busca de un mejor horizonte, y los cuales han ido perdiendo sus tradiciones por diversas razones, está ganando terreno en la ciudad que nunca duerme.

Nelly Obregón, fundadora del grupo, explicó que la falta de que hubiese una representación nica en una de las ciudades más multiculturales de los Estados Unidos, donde llegan artistas de todas partes del mundo para presentar lo mejor de sus talentos, la hizo formar el grupo para rescatar la cultura nicaragüense que se está perdiendo en esta gran ciudad norteamericana.

El grupo que está formado solo de mujeres, (varias de ellas migraron en los años ochenta y noventa de Nicaragua), confeccionan sus propios trajes de baile. Aprovechan que algunas son costureras y diseñadoras a la vez, para elaborar los trajes típicos al gusto. Eso sí, sin perder el estilo de los trajes nicaragüenses. 

Mell Sandoval, la más joven del grupo y la que tiene menos tiempo de vivir en Nueva York, dijo sentirse muy a gusto con el grupo. Recordó que cuando llegó a los Estados Unidos, en 2006, se sintió bien perdida porque había llegado a un país y a una ciudad con una cultura muy diferente a la que estaba acostumbrada. Además, porque también atrás había dejado al amor de su vida con el cual planeaba casarse a los 18 años, pero el destino les hizo una mala jugada que terminó separándolos.

Raíces

Cuenta que cuando llegó a Nueva york pasó un par de años de puro sufrimiento por no estar con la persona que un día le prometió amor eterno, con el que le dijo que nada ni nadie lo separarían de ella, así tuviera que cruzar todos los mares del mundo para estar con su amada.

Pero al pasar el tiempo empezó a hacer nuevas amistades en un lugar completamente desconocido. Perdió el acento nica porque empezó a salir por mucho tiempo con otras personas de otros países latinoamericanos, pero nunca perdió la “espinita” de volver a bailar folclor como lo hacía con el grupo Sacuanjoche de su natal Niquinohomo.

Fue hasta que un día por casualidad del destino conoció a Nelly Obregón en una actividad nicaragüense. Remembró que ese día el sueño de volver a bailar folclor se le hizo realidad. Y fue desde ese momento que volvió a conectarse con sus verdaderas raíces “y hasta el acento nica lo he recuperado”,  comentó con mucha alegría.

La aceptación del GüegüenseUSA ha cautivado la atención en Nueva York, que ya han recibido reconocimientos por sus presentaciones que han hecho en diversos sitios de la ciudad. La Iglesia católica les otorgó un reconocimiento por rescatar los valores culturales. Se han presentado en muchos lugares de importancia hispana, como el museo de Queens y en el desfile centroamericano, el cual atrae a miles de personas.

“Nosotros queremos poner el nombre de Nicaragua muy en alto, y también queremos que los nicaragüenses que viven en Nueva York y en otros lugares se sientan muy orgullosos de sus raíces”, explicó Sandoval, quien es estudiante de Comunicación y funge como representante del grupo.

Comidas también

Otras de las actividades que las mujeres de la danza han puesto en marcha es la realización de la “Comelona nicaragüense”, donde muy a menudo los domingos se reúnen todas para cocinar comida nica. Utilizan las redes sociales para hacer la invitación a otros nicas. Muchos de ellos llegan desde Long Island y Nueva Jersey a deleitar la cuchara de la blufileña Osiris Guzmán, quien es la encargada en darle el sazón a las diferentes comidas nicas.

  • 2006 año en el que llegó a Estados Unidos Mell Sandoval.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus