•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Si quieres que te paguen más, pídelo, y si tienes que ser más agresiva, sé más agresiva y no pidas perdón”. Así de rotunda se muestra Jennifer Lawrence en una entrevista con Efe con motivo del estreno de su nueva película, “Joy”, en la que interpreta a una mujer que alcanza el éxito en un mundo de hombres.

La estadounidense, al igual que Joy Mangano, su personaje en el filme, lleva a cabo su particular lucha: conseguir una igualdad salarial entre los actores y las actrices del universo de Hollywood.

Para la joven, esta es una batalla individual que depende de cada mujer, asegura Lawrence, que a sus 25 años ya ha conseguido un Óscar por “Silver Linings Playbook”, además de otras dos nominaciones, además de dos Globos de Oro, premio al que aspira de nuevo por “Joy”.

Una lucha personal que la acerca mucho al personaje que encarna en la cinta dirigida por David O. Russell, en la que es su tercera colaboración con él tras “Silver Linings Playbook” y “American Hustle”.

Las semejanzas entre Jennifer y Joy son múltiples: Ambas son mujeres independientes y decididas que no se rinden a la primera de cambio, aunque la cualidad común que destacó la actriz con vehemencia fue “la tenacidad”.

En la película, Lawrence tiene que lidiar con un padre problemático, una madre depresiva y un exmarido con el que todavía comparte techo para crear la “Magical Mope”, una fregona con un cabezal extensible y flecos de algodón.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus