•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Alta, rubia, de sonrisa permanente y elegancia innata, la barcelonesa Mireia Lalaguna ha hecho historia al convertirse ayer  en la primera española que se corona Miss Mundo, aunque ella lo tiene claro: ha ganado por su personalidad, no por su físico.

“Estoy muy contenta, pero la gente que me ha valorado ha sabido encontrar quién es Mireia realmente, estaban buscando una belleza interior, no solo exterior”, destacó la joven catalana en una entrevista a Efe, apenas una hora después de coronarse como Miss Mundo.

Adornada con la corona azul de brillantes y con un vestido del mismo color, que parecía escogido a juego por si acaso, Lalaguna admite, en todo caso, aún cierta incredulidad: “No me esperaba llegar al top cinco”, asegura la joven de 22 años, estudiante de farmacia que el año pasado ya fue Miss Atlántico.

La nueva Miss Mundo no duda a la hora de dedicar su premio a sus abuelos, “que no han podido venir a China porque está muy lejos”, aunque se acordó también de todos sus amigos, ya que a muchos va a tener que dejar de verlos en estos 12 meses de reinado, que pasará viajando por el mundo y colaborando en actos benéficos.

“Espero tener un año brillante”, aseguró la catalana, quien señaló que el trabajo de una Miss Mundo, el más comprometido de los concursos de belleza, “no es una tarea fácil, pero creo que lo voy a disfrutar muchísimo, porque me encanta viajar”.

La nueva Miss Mundo ya había viajado a China hace cuatro años, con su familia, y quién le iba a decir a ella que el país asiático iba a darle esta alegría.

La joven, que dice sentirse “muy catalana y muy española”, tiene muy en mente que nunca antes una paisana había logrado este premio (Amparo Muñoz ganó en 1974 el otro gran concurso de belleza planetario, Miss Universo).

“Creo que es todo un orgullo para mi país”, afirma, y recuerda que España estuvo cerca de conseguirlo ya en Miss Mundo 2013, cuando la entonces representante española, Elena Ibarbia, fue cuarta.

Antes de la victoria de ayer, Lalaguna había pasado un mes en tierras chinas, junto al resto de participantes, una experiencia que califica de “espectacular”.

“Llevo muchos años queriendo tener esta oportunidad, ha sido muy bonito estar en China y me llevo amigas de todas partes del mundo”, reiteró.

Sobre su decisión de participar en Miss Mundo, primero en su edición española y luego en la internacional, subrayó que le “llamó la atención porque otros certámenes de belleza solo valoran la belleza exterior”, mientras que considera que ella tiene “mucha más en el interior”.

Nicaragua entre los 10 mejores proyectos

Stefanía Alemán, durante su reinado como Miss Mundo Nicaragua 2015, trabajó arduamente con su proyecto social “Sonrisas Verdes” el que consistía ayudar a niños con fisura labial y al mismo tiempo promover el amor a la naturaleza a través de buenas prácticas ambientales como el reciclaje.Dicho proyecto social quedó entre los 10 mejores del certamen Miss Mundo 2015 y así lo afirmó Dennis Dávila, director de Miss Mundo Nicaragua.

“Nicaragua entra a los diez mejores proyectos de Belleza con propósito de Miss Mundo 2015 en Sanya, China. Felicidades Stefanía Alemán por darnos esa alegría!”, escribió Dávila en su página oficial de Facebook.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus