•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuando David Bowie cantó en la televisión británica en 1972, la nueva estrella del rock abrazó al guitarrista Mick Ronson.

No era una exhibición varonil como la que une a los hombres de un equipo de deportes. Bowie, con el cabello pintado de color naranja y un traje multicolor brillante, miró a los ojos de Ronson y por un breve momento rezumó sensualidad.

Bowie, quien murió el domingo a los 69 años después de una batalla contra el cáncer que mantuvo en secreto, se había declarado gay. Luego dijo que en realidad era bisexual. Al final, se convirtió en el equivalente de su era de "ninguno de los dos".

El rechazo de Bowie a ser encasillado lo convirtió en una inspiración para sucesivas generaciones LGBT, muchas de las cuales han visto sólo recientemente una aceptación mayoritaria en la sociedad a conceptos más abiertos del género y de la sexualidad.

Bowie fue capaz de trazar una nueva identidad porque su personaje, literalmente, era singular.

Fascinado por el espacio, Bowie asumió su alter ego Ziggy Stardust, el roquero andrógino y mensajero de los extraterrestres.

Precisamente este personaje era el que interpretaba "Starman" durante la presentación de televisión en "Top of the Pops" de 1972.

La muerte de Bowie recordó a muchas personas LGBT "esa época, cuando todos éramos jóvenes y solitarios sin un sentido de que otros mundos eran posibles allí afuera", dijo Karen Tongson, profesora de inglés y género en la universidad Southern California.

"Era David Bowie y su personalidad camaleónica, sus identidades cambiantes, lo que nos permitió imaginarnos como un alien entre géneros, como un rey duende o cualquier otra cosa".

Bowie contribuyó al "sentido de ser raro, de habitar y moverse fluidamente a través de una serie de identidades que no son necesariamente sólidas, o incluso un conjunto estricto de deseos", agrega.

¿Niño o niña?

Bowie, un pionero en la música, en el cine y en la moda, también adoptó la androginia en su lirismo.

En una de sus canciones más famosas, "Rebel, rebel" (1974), que cerró su fase roquera, Bowie canta: "You've got your mother in a whirl / 'cause she's not sure if you're a boy or a girl" ["Tienes a tu madre en un torbellino / porque no está segura si eres un niño o una niña"].

Bowie mantuvo la ambigüedad de género durante su carrera. En el intenso tema "Hallo Spaceboy", del disco "Outside" (1995), canta: "Don't you want to be free? / Do you like girls or boys? / It's confusing these days" [¿No quieren ser libres? / ¿Les gustan las niñas o los niños? / Estos días son confusos"].

En su último álbum "Blackstar", lanzado en su 69 cumpleaños el 8 de enero a horas de su muerte, Bowie interpreta un tema en "Polari", una lengua informal usada por la subcultura gay en la Inglaterra victoriana.

A pesar de su estatus icónico para muchos en la comunidad LGBT, Bowie rara vez abogó abiertamente por los derechos en el mundo de la moda de varios artistas que había influenciado como Madonna y Lady Gaga.

Se casó dos veces, ambas con mujeres. Con su segunda esposa, la supermodelo de origen somalí Iman, tuvo un matrimonio que duró hasta su muerte.

Mientras estrellas del pop como Elton John y George Michael minimizaron su sexualidad cuando construyeron sus carreras, Bowie la proclamó desde un espacio cultural diferente.

Bowie obtuvo un éxito e influencia masivos, pero siempre era una figura orgullosa de estar en la vanguardia más que en las portadas del mundo del entretenimiento.

Lanzó su carrera justo cuando el movimiento de liberación gay vivía un boom, luego de la despenalización de las relaciones sexuales entre hombres en Gran Bretaña en 1967.

Definido por la imagen

Sin embargo, para mucha gente que idealizó a Bowie, su relevancia no está en sus declaraciones sino en su estética.

"La importancia de David Bowie, al menos en mi vida, y probablemente en la vida de mucha gente, es, de algún modo, más importante que todo el movimiento por los derechos gay", opinó la compositora Stephin Merritt, más conocida como la líder de los roqueros indie The Magnetic Fields.

"Bowie se trata de la libertad de tener la identidad que quiera, no solo un género", escribió esta artista gay en la revista Out.

"Yo no crecí con un padre; no tuve una figura paterna que me dijera cómo acercarme al género, entonces pensé que David Bowie era perfectamente un buen modelo de cómo abordar el género. Y todavía lo pienso así", añadió.

Sin embargo, su estilo andrógino también influenció generaciones de cantantes hombres heterosexuales desde el electropop hasta el metal, que aspiraban a una forma menos rígida de masculinidad.

El líder de Depeche Mode, Dave Gahan, quien es heterosexual, describía su hogar como de la deprimente clase trabajadora hasta que vio a Bowie en televisión.

"Bowie me dio la esperanza de que había algo más", dijo Gahan a su biógrafo. "Pensaba que él no era de este planeta".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus