•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Karl Lagerfeld presentó este martes su colección primavera-verano de alta costura para Chanel, llena de armonía y serenidad, bajo el signo de la ecología y las materias naturales.

Tras la ajetreada atmósfera del aeropuerto de su último desfile, el diseñador alemán cambió por completo el decorado bajo la bóveda de cristal del Grand Palais: las modelos salen de una casa de muñecas gigante, de diseño contemporáneo y toda de madera.

Luciendo calzados de plataforma de corcho, avanzan en un jardín "zen" de reminiscencias japonesas también presentes en peinados y maquillajes.

Los vestidos y faldas son estrechas, caen hasta la pantorrilla. Un tajo vertical por detrás facilita el movimiento, dejando entrever pliegues de tul brillante.

Los moños voluminosos del peinado y el maquillaje se inspiraron en una escultura de Picasso actualmente presentada en una retrospectiva del maestro español en el MoMA de Nueva York.

Los colores son sutiles y suaves: tonos beige --uno de los favoritos de Coco Chanel, apodada "la reina del beige"-- rosa y marfil. Una elegancia que evoca siluetas de diferentes épocas: de los años cincuenta o sesenta a los años locos y el Gran Gatsby.

En materia de carteras --el producto con más salida en las tiendas-- Lagerfeld esta vez las redujo a un pequeño estuche colgado de la cintura que puede contener un smartphone.

Capas brillantes y transparentes dan un aspecto de princesa. El vestido de novia tiene cola majestuosa y una chaqueta con capucha, decorado con flores de papel y algodón.

Atmósfera "zen"

Las materias naturales como la madera y la paja se integran a los bordados. "Me pareció finalmente que esos materiales, si se utilizan de manera particular, son bastante lindos", explicó Karl Lagerfeld tras el desfile. Fue necesario crearlos por completo "porque en el mercado no hay lentejuelas de madera".

Una colección que no busca "llamar la atención al estilo alfombra roja", señaló el diseñador, siempre hábil a la hora de captar la onda del momento, un mes y medio después de la conferencia sobre el clima (COP21) celebrada en París.

"La ecología es uno de los temas de nuestra época, pero nunca se había utilizado en el lujo. El gran lujo, es casi lo contrario", dijo. "Por lo general, todo lo que es ecologista se asocia a gente no muy cuidada", dijo.

El estilo difiere radicalmente del prêt-à-porter de primavera-verano 2016 presentado en octubre, para el que había reconstruido una terminal aérea.

"La palabra está un poco gastada, pero quería algo un poco zen", dice Karl Lagerfeld. Se trata de mujeres "que no están apuradas, que no tienen que tomarse un tren y pueden caminar en su jardín".

Las actrices Diane Kruger, Gwyneth Paltrow y Laura Smet asistieron al desfile, al igual que la modelo Cara Delevingne. La británica causó sensación, instalándose en primera fila con su perro, antes de que éste sea discretamente trasladado a los pasillos justo antes del comienzo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus