•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al genio italiano Ennio Morricone, quien ha compuesto músicas como la de "The Mission" o "Cinema Paradiso", le concedieron en 2007 un premio honorífico, pero ninguno por un trabajo concreto, pese a que ya lleva seis nominaciones.

Esa enorme deuda de la Academia de Hollywood con uno de los nombres históricos del cine podría saldarse este año por el trabajo que Morricone ha hecho para "The Hateful Eight", de Quentin Tarantino.

Y también podría conseguir su Óscar, más de veinte años después de su primera nominación, Leonardo DiCaprio, que parte como favorito por su interpretación de un trampero en "The Revenant".

Pero además de quienes persiguen el premio desde hace años, esta edición cuenta con muchos nombres que se estrenan en estas lides.

Nada menos que ocho intérpretes optan al Óscar por primera vez, tres de ellos en categoría protagonista: Bryan Cranston, el excéntrico químico de "Breaking Bad", por convertirse en Dalton Trumbo; Charlotte Rampling por "45 Years", y la hasta ahora desconocida Brie Larson, quien llega como indiscutible favorita por "Room".

Los favoritos

Mark Rylance, por su espía de "Bridge of Spies", llega con su primera nominación, como secundario, al igual que Tom Hardy, por "The Revenant". Y en la misma categoría, pero en el apartado femenino, hay tres novatas en los Óscar: Jennifer Jason-Leigh, por "The Hateful Eight"; Rachel McAdams, por "Spotlight", y Alicia Vikander, por "The Danish Girl".

Frente a ellos, hay cinco nombres que ya saben lo que es alzarse con la estatuilla dorada: Eddie Redmayne, Christian Bale, Cate Blanchett, Kate Winslet y Jennifer Lawrence, que además es, a sus 25 años, la artista más joven en sumar 4 nominaciones en su carrera.

Y Sylvester Stallone, nominado y favorito al Óscar a mejor secundario por "Creed", vuelve a optar al premio tras "Rocky" (1976). Es el sexto actor en la historia nominado por el mismo papel en dos cintas diferentes.

Los ausentes

Eso sí, todos estos actores son de raza blanca, algo que ha provocado una viva polémica e incluso el boicot por parte de algunos rostros conocidos del cine, como Spike Lee o Will Smith.

Smith será uno de los ausentes notables de la noche porque no asistirá a la gala de una edición en la que muchos le consideraban como un nominado seguro por "Concussion".

Lo mismo pasó con Idris Elba, con su magnífica actuación secundaria en "Beasts of no Nation" y que tampoco fue nominado.

Pero las ausencias no son solo de profesionales afroamericanos. Tampoco está y debería, Ridley Scott, por "The Martian", con siete nominaciones, incluida a mejor película, pero no la de mejor director. Ni está Charlize Theron, con un cambio de registro de los que gustan en Hollywood en "Mad Max: Fury Road".w

Se echa en falta y mucho a "Carol" entre las candidatas a mejor película, y a su realizador Todd Haynes, en la categoría de mejor director, al igual que a Aaron Sorkin por su genial guion para "Steve Jobs".

Sin olvidar que "Inside Out" es una joya del cine, no únicamente de la animación, y se hubiera merecido estar nominada a mejor película porque no tiene nada que envidiar a muchas de las ocho candidatas.

Tampoco está en la categoría de director Steven Spielberg, por "Bridge of Spies", pero sí como productor en la de mejor película.

Esta nominación ha hecho que Steven Spielberg haya batido el récord de nominaciones obtenidas por un individuo en la categoría de mejor película (como productor de esas cintas), con 15, aunque solo la de "Schindler's List" se tradujo en Óscar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus