•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fiestas, almuerzos, proyecciones privadas, encuentros con los protagonistas, viajes: la carrera por el Óscar no se libra solo en la gran pantalla. Durante meses, los nominados tienen que desplegar todo su carisma para conquistar a los votantes de la Academia.

La campaña por los galardones más prestigiosos del cine estadounidense es casi tan feroz como una campaña electoral. Hay que sonreír, ser simpático, hacerse selfis, responder a preguntas y evitar a toda costa polémicas.

"No puedes sentarte y esperar a que la película haga el trabajo por ti", cuenta a la AFP Tom Nunan, productor ejecutivo de "Crash", la ganadora en 2006 de la estatuilla dorada a Mejor película.

Hay que pasar a la acción y ganarse los votos.

Así lo están haciendo Leonardo DiCaprio, decidido a alzarse con el primer Óscar de su carrera; Brie Larson, la nueva promesa de Hollywood; o los equipos de "La gran apuesta", "El renacido" y "Spotlight". Para ello, los estudios han puesto en marcha su maquinaria infernal, un ejército de publicistas y expertos en marketing encargados de diseñar la estrategia más exhaustiva e impactante.

  • 2,261 miembros conforman la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas 

Las compañías cinematográficas llegan a gastarse entre 3 y 10 millones de dólares por película para que sus nominados estén en todas partes a todas horas, según datos publicados recientemente por la revista especializada Variety.

Las productoras más pequeñas deben contentarse en dar la batalla con un presupuesto más modesto, aunque echan mano de las redes sociales para promocionar a sus candidatos.

"Sin lugar a dudas ayudan para darlos a conocer. Son una herramienta esencial en las campañas de hoy en día", explica a la AFP un publicista que prefiere mantenerse en el anonimato ahora que la carrera llega a su fin.

Encandilar 

El objetivo es encandilar a los 6,261 miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidenses con derecho a voto.

La forma más popular y fácil de conectar con ellos es mandarles la película a casa. "El DVD fue un punto de inflexión" para cortejarlos, recuerda Nunan. "Fuimos los primeros en enviarlo y eso marcó la diferencia" agregó. 

  • 28 de febrero será la 88 edición de los Premios Óscar, en Los Ángeles, California.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus