•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como sucede en todas las familias --y los Kardashian no son una excepción--, los adolescentes siempre plantean desafíos cuando se trata de obedecer a las figuras de autoridad. En el caso de la famosa familia Kardashian están los problemas entre la menor del clan Kylie Jenner y Kanye West, el esposo de Kim. Los desencuentros entre ambos al parecer son continuos, pero el último podría llegar a tener consecuencias muy serias, ya que no solo afectaría al ambiente familiar sino al imperio que Kanye está tratando de construir y que no debe tener ninguna fisura.

“Estoy convencido: Nunca habrá una colaboración Kylie-Puma. ¡Esta es mi familia! Kylie es parte del equipo Yeezy al 100%. Puma, vamos a devolverte tu miserable millón de dólares. ¡Nunca intentéis dividir a esta familia!”, así de contundente se expresó el rapero en su cuenta de Twitter hace unas semanas, cuando circuló el rumor por internet de que Puma estaba tratando de fichar a Kylie Jenner como embajadora e imagen de la firma. Desde un punto de vista estrictamente comercial, la rabieta tuitera de Kanye tiene sentido, ya que Puma es competencia directa de Adidas, marca que vende la Yeezy Boots diseñadas por Kanye. Sin embargo, a Kylie no le importo la reacción de su cuñado y firmó un suculento contrato con Puma el pasado mes de febrero. Desde ayer circulan las fotos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus