•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En general todas las mujeres saben lo difícil que son unos días al mes, pero a Jennifer Lawrence no le importó confesar en entrevista que recurrió a un vestido rojo durante la pasada entrega del Golden Globe debido a que se encontraba en esa situación ¡y no quería que la vieran sangrar!

"Ese fue mi vestido plan B, el plan A no lo pude usar porque la temporada de premios está sincronizada con mi periodo menstrual, y así ha sido durante años", comentó la ganadora del Golden Globe a Mejor Actriz de Comedia por Joy.

En la charla que tuvo con Harper's Bazaar, también les explicó que el hecho de que sea amplio del frente fue una parte estratégica, ya que en esos momentos las mujeres pasan por cambios físicos bastante peculiares, como la inflamación de vientre.

"Estaba amplio del frente y por ello no tenía que preocuparme por meter nada. El otro vestido era bastante apretado y no iba a meter mi útero, no tengo que hacer eso", dijo la diva.

En las páginas de la revista también se narra lo que Jennifer opina sobre los "cuerpos curveados", y sorprende al decir que le molesta que digan que ella es así, porque considera que tiene una figura "normal", a diferencia de otras actrices.

"Me gustaría que concibiéramos un nuevo modelo de cuerpo normal. Todo el mundo dice, 'nos encanta que haya alguien con un cuerpo normal' y yo pienso, 'no creo que yo lo tenga'. Hago pilates todos los días. Como, pero hago mucho más ejercicio que una persona normal. Creo que nos hemos acostumbrado a cuerpos excesivamente delgados y cuando alguien está en su peso normal se piensa 'Dios mío, tiene curvas', lo cual es una locura".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus