•   Minneapolis, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El día que Prince tocó la guitarra en su liceo, Dean Spencer tuvo una pequeña revelación: el insignificante adolescente al que todos llamaban "Skipper" estaba dotado, en realidad, de un talento extraordinario.

"Estaba en el teclado y de repente dio un salto y comenzó a tocar como Carlos Santana", un virtuoso de la guitarra eléctrica, recuerda este hombre de 58 años que creció en el mismo barrio que Prince en Minneapolis, ciudad del norte de Estados Unidos.

"Fue la primera vez que lo escuché tocar la guitarra y fue algo magistral. No se equivocó en nada, lo hizo exactamente como Carlos Santana", cuyos solos y rítmica no están al alcance de los guitarristas debutantes.

Dean Spencer no podía saber entonces que tenía enfrente a quien sería años después uno de los artistas más completos y respetados de su generación.

Fanático de los deportes, Spencer se preguntaba más bien cómo un adolescente tan discreto, delicado y pequeño como "Skipper" podía ser tan bueno jugando al básquetbol.

"Tocaba instrumentos de percusión, la guitarra y todo lo demás. Y driblar para él no era nada. Era ambidextro, ya se veía que coordinaba muy bien", recuerda.

Con una población de 500.000 habitantes y gélida en el invierno, con temperaturas que pueden alcanzar los 40 grados bajo cero, Minneapolis está en las antípodas de ciudades como Nueva York o Los Angeles.

Fue allí donde en 1958 nació Prince Rogers Nelson. Hijo de músicos de jazz (padre pianista y madre cantante), el futuro autor de "Purple Rain" vio su vida transformada a los 10 años, cuando sus padres se separaron y él pasó de pariente en pariente, de una casa a otra.

Prince vivió un largo período en casa de Andre Anderson, el hoy bajista y productor Andre Cymone, en el número 1244 de la avenida Russell. Al comienzo dormía en la misma habitación que Andre, pero luego se trasladó al sótano de la vivienda, donde Bernadette, la madre de su amigo, le permitía ensayar, según consigna el escritor Ronin Ro en su libro "Prince: Inside the music and the masks".

Fue gracias a esa mujer, sostiene Ro, que Prince logró terminar sus estudios secundarios, pues a cambio de asistir a clase Bernadette le daba total libertad.

Clase media

Dean Spencer era amigo de Andre, que tocaba el bajo en el primer grupo de Prince, entonces de 14 años, y de Terry Jackson, un percusionista vecino de los Anderson. "Todos lo llamábamos Skipper. Antes de que sacara su primer álbum era él único nombre por el cual lo conocía".

El disco debut de Prince se tituló "For You" y se editó en 1978. Spencer recuerda haberlo felicitado al cruzarlo por la calle un día de aquel año. Nunca más se vieron, a pesar de que Prince siguió viviendo y creando en Minneapolis.

Por esos tiempos, los habitantes de la avenida Russell eran negros. "Todos nos conocíamos. Era un barrio de clase media. Se trabajaba duro, todo el mundo tenía un empleo, y sin embargo había muchas familias destrozadas", apunta Spencer.

La vivienda de los padres de Prince estaba en el 915 de la avenida Logan, a unos diez minutos a pie de la de los Anderson.

En julio pasado, Prince fue a visitarla. Alda Reed, de 26 años, estaba hablando por teléfono cuando vio que una pareja tomaba fotos de su casa. Su sorpresa fue mayúscula. "Oh Dios, pero usted es Prince", contó a la AFP que le dijo al artista. Reed se encontró con una respuesta negativa, pero la joven insistió: "Sí, usted es Prince".

El músico había estacionado su Corvette negro más abajo, llevaba un sombrero, pantalón, botas y un suéter con capucha para no llamar la atención. "Se mostraba muy tímido y hablaba con suavidad", recuerda la muchacha, que le hizo una caricia antes de llamar corriendo a su madre.

Tras la sorpresiva muerte del príncipe de la música pop, cuando se enteró que el artista estaba escribiendo sus memorias, Alda Reed comprendió las razones de aquella extraña visita. "Esta casa debía significar mucho para él. Si no, ¿por qué le habría tomado fotografías?".

La residencia donde vive la joven fue construida luego de que fuera demolida la de la familia de Prince. Los Reed sólo lo supieron hace dos décadas, a través de periodistas. "Por entonces este era un barrio duro. Hoy ya no. Es muy tranquilo", indicó la joven.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus