•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Su trabajo consiste en mantenerse impecable. A Alessandra Ambrosio le pagan por ser pluscuamperfecta, y consciente de que envejecer es "inevitable", se cuida pero sin caer en la obsesión, entre sus secretos se encuentra tomar ensaladas, zumos y agua de coco, además de proteger su piel del sol.

"Envejecer es inevitable, no me preocupa", explicó Alessandra Ambrosio en una entrevista que concedió a EFE. La beldad reconoció que se cuida mucho, pero sin caer en la obsesión, porque "es importante ser feliz", afirmó. En cuanto a los retoques y operaciones estéticas, esta modelo que es considerada entre las mejores del mundo opina que es "un tema delicado, difícil de hablar y cada uno puede hacer lo que desee". 

Alessandra Ambrosio, quien pertenece a ese selecto club de modelos brasileñas de la década de los noventa, procura mantener una dieta equilibrada a base de frutas, verduras, zumos, pescados y carne. 

Su secreto

Cuando el trabajo me lo permite, me relajo limpiando mi casa, además de jugar con mis hijos, nadar en la piscina o pasear por el campo". Alessandra Ambrosio, modelo 

"Bebo agua de coco para hidratarme", aseguró la modelo, quien no renuncia a tomarse algún helado o dulce con sus hijos. "No pasa nada por comerse un hamburguesa a la semana", dijo la top, quien además define y mantiene su figura haciendo pilates, yoga y meditación, a la vez que cuenta con la asesoría de un entrenador específico para trabajar el área de sus glúteos, reveló.

Descubierta en 1996, cuando tan solo era una adolescente en un concurso de belleza, Ambrossio reconoció que en su profesión se utiliza Photoshop. "Un poco de belleza artificial está bien para corregir luces y para conseguir una textura de la piel aterciopelada", explicó la modelo, quien aseguró que: "A veces veo fotos que están tan retocadas que parecemos muñecas de plástico". Un profesión que adora y en la que se siente muy feliz, más ahora cuando existe una gran diversidad física, antes inexistente, porque solo se seguía una estética.

La modelo brasileña tiene un lado humanitario, es embajadora de la National Multiple Sclerosis Society, fundación que lucha contra la esclerosis múltiple. "En mi familia hay una persona con esta enfermedad y siempre quise ayudar a aquellos que la sufren", dice esta modelo de ojos marrones que también colabora con una pequeña asociación que se ocupa del autismo.

Según la revista Forbes, es la quinta modelo mejor pagada del mundo con seis millones de euros (6.8 millones de dólares) al año. "Tengo una vida privilegiada y si con mi imagen puedo ayudar, no lo dudo", expresa Ambrosio, que si no fuera modelo sería "diseñadora".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus