•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La lógica del negocio del cine es que una secuela se produce cuando el éxito de la primera película es arrollador, al menos en taquilla, sin embargo en el caso del filme “El cazador y la reina del hielo” se arriesgaron fuertemente cuando su ambiciosa predecesora “Blancanieves y la leyenda del cazador” dejó mucho qué desear en casi todos los sentidos.

Chris Hemsworth regresa en su papel de Eric, el cazador, en una precuela y continuación, que termina en una mezcolanza de cuentos de Hans Christian Andersen y  los Hermanos Grimm. Así el recuerdo que la niñez tiene de helada Elsa en la versión de Disney, se ve oscurecido con la reina del hielo, ahora llamada Freya, quien resulta pariente (hermana) ni más ni menos de Ravenna, la reina mala que odiaba a Blancanieves.

La trama comienza con la niñez de Eric, destinado a ser un mercenario del ejército de la rencorosa reina Freya, quien entre los reglamentos de sus filas está no enamorarse. Sin embargo, por designios del guionista, el rubio termina con el corazón flechado por la guerrera y colega Sara. Al darse cuenta la reina Freya se siente traicionada y termina expulsándolos.

Enclaustrada en su castillo gélido, a la reina Freya le llega la noticia que su hermana mayor fue destronada y muerta a manos de una tal Blancanieves, y es entonces que ordena buscar el espejo mágico y resucita a la temible Reina Ravenna, con quien establece un reino de terror nunca antes visto en la región.

Ahora los guerreros expulsados se dan a la tarea de enfrentar contra las dos reinas para dar paz al pueblo, al mejor estilo de cualquier superhéroe, rompiendo los conceptos clásicos de los cuentos y trasladando la historia al facilismo modernista de las imágenes digitales y las batallas fantásticas.

Si visualmente resulta un espectáculo interesante, con un reparto de reconocidas estrellas del cine actual, la historia es de lo más simplista, con un trabajo actoral desganado que reduce al único elemento que valió la pena en la trama de Blancanieves: la protagonista Charlize Theron, cuyo trabajo baja de calidad y es minimizado en la nueva película.

La filmación estuvo a cargo de Cedric Nicolas-Troyan, que si bien es muy experimentado en efectos especiales, lastimosamente no lo es en la dirección de los filmes, dejándonos un trabajo mediocre, intrascendente y muy pobre a la hora de desarrollar a profundidad el carácter de sus personajes.

TÍtulo original: The Huntsman Winter’s War
DIRECTOR: Cedric Nicolas-Troyan
REPARTO: Chris Hemsworth, Emily Blunt, Charlize Theron.
Género: Fantasía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus