•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El mundo de hoy sería, para la entrañable Mafalda, "un desastre y una vergüenza", asegura el célebre dibujante 'Quino', quien más de medio siglo después de crear su icónico personaje gráfico reconoce que le gustaría ser recordado como "alguien que hizo pensar a la gente las cosas que pasan". Joaquín Salvador Lavado (Mendoza, Argentina, 1932), poseedor de galardones como el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y la Medalla de la Orden y las Letras de Francia, sigue sin explicarse cómo aún hoy, público de toda nacionalidad y condición le demuestra incondicionalmente su cariño. "Cuando me dicen, 'gracias por todo lo que nos diste' digo, '¿qué les di?'", expresa en una entrevista con Efe en la Feria del Libro de Buenos Aires pocos minutos antes de ponerse al frente de una kilométrica fila de seguidores ilusionados por conseguir una firma de quien a sus 83 años es considerado con creces uno de los mayores iconos de Argentina dentro y fuera de sus fronteras.

Sin embargo, a este hijo de españoles rebautizado desde niño como 'Quino' para diferenciarlo de los muchos 'Joaquines' que ya había en su familia, no le gusta demasiado hacer balances, aunque "de vez en cuando uno se ve obligado a hacerlo", como cuando en una entrevista como esta, alguien le pregunta el porqué de su tardado  éxito.

"Eso me lo pregunto yo también mucho. No lo sé. Sé que he puesto el dedito en una tecla que mueve muchas cosas", señala quien ya de adolescente se decantó por el mundo gráfico y la historieta y editó en 1963 "Mundo Quino", su primer libro con una recopilación de dibujos editados hasta el momento en revistas de la época.

Las aventuras de Mafalda, la contestataria luchadora social de 6 años amante de los Beatles, la democracia, los derechos de los niños y la paz, y detractora de la sopa, las armas, la guerra y James Bond, se desarrollaron de 1964 a 1973, aunque claro está que su imagen y sus atemporales e irónicos mensajes en pro de un mundo mejor la han hecho inmortal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus