•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pocas facetas en el mundo del espectáculo se le escapan a Christopher Robert Evans, más conocido como Chris Evans, actor, modelo, director de cine e icono de las nuevas generaciones, gracias a los papeles que interpreta en las franquicias cinematográficas del cómic de la Marvel, como “Captain America” o interpretando a "Johnny" Storm, uno de los chicos de “Fantastic Four”.

Pero el físico de este hombre, impresionante objeto de deseo,  se lo trabaja a pulso: “Suelo entrenar entre dos y tres horas todos los días”, confesaba en una entrevista para Men´s Health hace unos meses, y además también es un fiel seguidor de su dieta que regula entrenando en un gimnasio, pero practicando los deportes que no puedan provocarle lesiones, “por eso evito los de contacto”, según comentaba en la misma entrevista.

Más emocional

Evans se pone ahora de nuevo el traje de salvador del mundo con mallas azules y rojas, cargado de su escudo con la estrella en una nueva interpretación de su último papel de superhéroe en: "Captain America: Civil War".

"El Capitán América siempre ha pensado con la cabeza, ha actuado de forma racional en lugar de emocional y por fin, en esta película, sigue lo que le dicta su corazón", comentaba el actor en una entrevista a Efe en Londres.

En esta ocasión su personaje, del que dice que  "siempre ha creído en el sistema y ha tenido una mente muy militar", pierde la confianza en los poderes políticos por ver en ellos corrupción, en un cierto símil con muchas estructuras de países de hoy en día y entonces, confiesa a Efe que “se plantea en qué manos debería confiar sus superpoderes y rechaza subordinarse a ningún gobierno”.

Pero Christopher Robert Evans, el hombre, por encima del personaje, es un joven de nuestro tiempo y permanece con los pies sobre la tierra consciente de que se ha convertido en lo que es por el esfuerzo, el trabajo y también por su simpatía y su público. 

Nacido en la localidad de Sudbury, Massachusetts, y con su 1.84 metros de altura, sus 80 kilos de peso y sus ojazos azules, no es de extrañar que se fijaran en él para protagonizar unas campañas de publicidad desde una de las firmas más relevantes de perfumes, como es la casa Gucci, en varias ocasiones.

Su madre era bailarina y su padre odontólogo y es el tercero de cuatro hermanos. Tras estudiar la secundaria se metió de lleno en la interpretación consiguiendo algunos papeles en diversas series de televisión como “Boston Public” o en “Opposite Sex”, pero su lanzamiento fue en el cine en el año 2001 con el filme “Not Another Teen Movie”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus