•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La modelo brasileña ha firmado esta temporada como imagen de una conocida firma de ropa íntima y prendas de baño para su promoción veraniega y sigue luciendo una figura espectacular.

Adriana cuenta con cerca de siete millones de seguidores en la red social Instagram, a través de la cual ha comentado que no todo es estupendo en su trabajo, ya que son muchas las ocasiones en que su jornada se alarga y puede estar filmando hasta 10 horas.

Su vida personal transcurre entre trabajo y familia, con sus dos hijas, y con sus viajes desde Nueva York, donde posee un apartamento con vistas a Central Park que adquirió en 2003, hasta su finca en los aledaños de Salvador de Bahía.

Ha sido uno de los ángeles de Victoria´s Secret pero ya ha dejado de lado sus alas, aunque no su belleza y cuerpazo que la posicionan en el podio de las mejores y mejor pagadas top model mundiales.

Ha firmado esta temporada como imagen de una conocida firma de ropa íntima y prendas de baño para su promoción veraniega y sigue luciendo una figura de quitar el hipo gracias, según comentaba en una entrevista, a que “practico boxeo y llevo una alimentación muy equilibrada”.

En una entrevista con “The Telegraph” confesaba que para mantenerse en forma para desfilar como un “ángel”, evento que ha abierto en cinco ocasiones, lo importante “no es la cantidad de tiempo que pasas ejercitándote, sino la intensidad. Salto a la comba, hago boxeo y levanto pesas”. También indicaba que para mantener el peso acude a un nutricionista quien le medía su masa muscular, su índice de grasa y los niveles de retención de líquidos de su cuerpo.

Su trabajo que, no por ser atractivo, es sencillo ya que, según relataba Adriana a través de la red social Instagram, donde cuenta con cerca de 7 millones de seguidores, son muchas las ocasiones en que su jornada de trabajo se alarga y puede llegar a estar filmando hasta 10 horas.

Para que no se interprete como una crítica hacia su profesión, la modelo aclaraba que “quiero que la gente comprenda que trabajamos tan duro como cualquier otra persona" y también precisaba hacia sus admiradoras que debían saber de forma directa que "la vida de las modelos no es fácil".

Adriana, que va a cumplir los 35, fue vista hace unas semanas de la mano de un joven de quien, de momento, se sabe que se llama Joe y que parece que puede ser su nuevo novio, ya que, según el diario Daily Mail, llevarían juntos unos meses.

La noticia ha calado porque la modelo ha subido a su red social unas fotos con él quien, según indican desde Hola.com, es entrenador de boxeo en un conocido gimnasio de la ciudad de Miami donde acuden muchas famosas.

Además se fueron juntos hace unas semanas a Rumanía, por lo que la rumorología indica que Joe podría ser originario de ese país europeo.

Este sería su nuevo gran amor, dos años después de divorciarse del jugador de baloncesto de la NBA, ya retirado, Marko Jaric, y de haber permanecido casada desde febrero de 2009 y haber tenido a sus hijas Valentina, ahora con 7 años y Sienna, de 5.

BELLEZA Y PASARELAS

La escultural Adriana nació en 1982 en el barrio periférico de San Salvador de Bahía llamado Castelo Branco,  en el seno de una familia con limitados recursos económicos. Además, en su familia se produjo un hecho traumático al abandonar su padre a su madre, María das Graça Lima, cuando ella solo tenía seis meses. Solos se quedaron su madre y todos los hermanos.

Su madre, para sacar adelante a la familia, trabajaba como asistenta social y ella, desde pequeña, comenzó a soñar con ser modelo mientras estudiaba, aunque su primera meta fue hacer una carrera universitaria.

Pero su auténtico camino profesional comenzó a los 15 años cuando se apuntó al concurso Supermodelo Brasil, que era organizado por la agencia Ford Models. Allí ganó el primer premio y en la edición internacional se hizo con el segundo puesto del certamen. En 1996 se marchó a Nueva York y cambió a la agencia Elite Model Managament.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus