•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Valentín Castillo, actor nicaragüense, está viviendo uno de los capítulos más difíciles de su vida, ya que hace un mes le detectaron cáncer en el estómago. Valentín quien obtuvo fama nacional al interpretar al personaje Amado Felipe en la serie televisiva La Familia Pellas Díaz, que presentaba la Cámara Matizona en los años 90, está luchando para conseguir ayuda financiera y poder hacerle frente a la enfermedad. 

Actualmente está internado en la sala Oncológica del Hospital Militar y su familia busca por cielo, mar y tierra US$30 mil dólares para realizarle un tratamiento tracto viral para alargar el período de estadía, ya que la enfermedad está muy avanzada.

“La única opción científica que sugieren amigos médicos es buscar en clínicas de experimentación en USA, Cuba o Argentina. Se trata de implantación de virus en las zonas afectadas, en el páncreas, que filtra al bazo, y riñón izquierdo y que ha hecho metástasis en su hígado”, dijo su hermana Azucena Castillo, periodista y directora de Radio Universidad.

La familia de Castillo y artistas nicaragüenses están organizando un espectáculo con el fin de recoger fondos para trasladarlo a Argentina y se lleve a cabo el tratamiento especializado, ya que además enfrenta la diabetes.

Además, han abierto la cuenta en dólares # 10021910001934 en Banpro a nombre de Azucena Castillo para cualquier ayuda.

Dura situación

Azucena comentó que a Valentín únicamente le trataban la diabetes y a raíz de su grave dolor estomacal le programaron examen especializado en la clínica hasta para junio, por lo que ellos buscaron los recursos económicos para hacérselos en una clínica privada, los resultados no fueron los esperados.

Para escuchar una segunda valoración la hermana mayor que vive en los Estados Unidos lo llevó a realizarle nuevos exámenes y confirmaron que se trataba de una Neoplasia de estómago escamosa, es decir cáncer de estómago.

“Los artistas nicaragüenses no tenemos seguro social, porque siempre andamos a la rebusca y enfrentamos nuestras enfermedades a la mano de Dios”, dice Junior Blame, quien interpretó en la Familia Pellas Díaz, el hijo de Amado Felipe, Rambo Ramón.

Blame actualmente vive casi a la intemperie, en un tramo ubicado en la Avenida Bolívar, donde ha sido blanco de la delincuencia, la diabetes le costó su pie derecho y amenaza con llevarse el otro. Sobrevive de cuadros de pintura, hace rótulos, trabajos manuales “y de la caridad pública, porque Dios no me desampara”, comenta.

“Yo sobrevivo de mis programas y gracias a Dios empecé a pagar mi seguro facultativo desde muy joven, ya me jubilé y todavía sigo trabajando, pero si no tuviera mi programa anduviera de bar en bar con mi guitarra cantando como lo hacen muchos colegas para sobrevivir”, comenta Don Otto de la Rocha, quien señaló que está dispuesto a apoyar artísticamente y económicamente a la familia Castillo.

Artistas nicas a la buena de Dios

Osman Balmaceda, presidente de la Asociación de Artistas de Nicaragua Rafael Gastón Pérez lamentó la situación en que se encuentra el exactor de La cámara matizona, Valentín Castillo López  a quien Balmaceda trató de artista de calidad y gran contribuidor de la cultura nacional.

  • 4 mil artistas alberga la Asociación de Artistas de Nicaragua Rafael Gastón Pérez.

Balmaceda relató que “Amado Felipe” es parte de dicha asociación desde la década de los 80. “Fue uno de los primeros artistas en llevar su arte a los frente de guerra. El fundó el grupo teatral Nixtayoleros”, contó.

No hay leyes

El presidente de la Asociación contó que hace  10 años introdujeron en la Asamblea Nacional un anteproyecto de ley para que se apruebe una pensión para los artistas de la tercera edad pero dicho marco jurídico duerme feliz en la Asamblea.

“Esta ley les permitiría a los artistas tener una vejez digna, un apoyo económico para cualquier emergencia”. “Valentín Castillo se lo merece, por todo lo que le ha contribuido al país, ha hecho valiosos aportes”, recalcó.

Asociación de Artistas de Nicaragua Rafael Gastón Pérez, que actualmente alberga 4 mil artistas (entre profesionales, nobles talentos y de la tercera edad) cuenta con un programa para subsanar ciertas necesidades de las personas que contribuyen con la cultura “pero no tenemos un presupuesto asignado, así que estamos limitados”, lamentó Balmaceda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus