•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos largos años después de su fallecimiento, el nobel colombiano, Gabriel García Márquez regresó el domingo para siempre a Cartagena de Indias, donde sus cenizas, con aura de inmortal, reposarán en un memorial construido en su honor en el Claustro de la Merced.

En esta ciudad en la que vivió cuando joven, se inició en el oficio del periodismo y fue fuente de inspiración de su obra, García Márquez recibió un homenaje póstumo para que Cartagena de Indias sea "su morada eterna en el Caribe", según la resolución de la Universidad de Cartagena, institución a la que pertenece el Claustro.

El rector de la Universidad, Edgar Parra Chacón, recordó que, en 1948, el joven García Márquez tuvo que interrumpir sus estudios de derecho en Bogotá por la violencia de "El Bogotazo" desatada por el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, y se instaló en Cartagena, donde se matriculó en esa institución.

Pese a que poco tiempo después abandonó las clases de derecho, su nombre quedó para siempre ligado a la Universidad de Cartagena, ciudad "por la que confirmó sus más caros afectos", dijo el gobernador del departamento de Bolívar, Dumek Turbay.

"Bienvenido de nuevo a casa, Gabo, Gabriel, Gabito, acá con nosotros por siempre", manifestó el gobernador Turbay.

Junto a las cenizas del Nobel de Literatura de 1982, fallecido a los 87 años de edad en Ciudad de México, fue desvelado un busto suyo, esculpido por la artista británica Katie Murray, que fue instalado sobre una plataforma flotante construida en el patio central del Claustro de la Merced, construcción española de los tiempos de la Colonia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus