•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos potenciales herederos del difunto rey del pop, Prince, se negaron a someterse a los análisis genéticos reclamados por el administrador de los bienes del cantante.

Prince, murió súbitamente el 21 de abril a los 57 años sin procrear hijos y sin dejar testamento. Un apoderado fue encargado de administrar su fortuna a la espera de establecer el orden de sucesorio del artista, que tenía una hermana y cinco medios hermanos y hermanas.

El administrador de sus bienes, Bremer Trust, indicó la semana pasada que pediría a los potenciales herederos que se sometan a pruebas de ADN, que deberían costearse ellos mismos, para demostrar su parentesco con Prince.

Pero dos potenciales herederos estiman que ya suministraron suficientes elementos que demuestran su parentesco con Prince, según documentos judiciales presentados el martes.

Uno de esos herederos es Brianna Nelson, quien dice ser la única hija sobreviviente de Duane Nelson, uno de los medio hermanos de Prince. Este se ocupó un tiempo de la seguridad del cantante antes de que se distanciaran. Murió en 2011. El otro es Carlin Williams, un preso de 39 años de Colorado y originario de Kansas City, cuya madre afirma haber mantenido una relación sexual con el cantante en un hotel en 1976.

El tribunal del condado de Carver County, en Minnesota, donde se encuentra el Paisley Park de Prince, fijó una audiencia para el 27 de junio para escuchar las eventuales objeciones a esta propuesta de exámenes de ADN.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus