Katherin Chavarría
  •   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 11 de julio de este año se estará recordando el 142 aniversario del natalicio del escultor granadino don Jorge Bernabé Navas Cordonero, exponente autodidacta del arte del tallado en sus formas y carácteres.

Navas Cordonero, sepultado en el cementerio general de esta ciudad, falleció hace 48 años, un 14 de agosto de 1968, según la información obtenida por El Nuevo Diario  será homenajeado por la Asamblea Nacional por un grupo de diputados, entre ellos Wálmaro Gutiérrez, José Ramón Sarria  Morales, Adolfo Martínez Cole,  Arturo José Valdez Robleto y otros, presentando un escrito a la primera secretaria del parlamento Alba Palacios Benavides, incluyendo el proyecto de la Ley Creadora de la Orden “Jorge Bernabé Navas Cordonero” para los escultores nicaragüenses.

Este documento estará acompañado por la exposición de motivos fundamentales para que, con el texto articulado, sea incluido mañana en el plenario de ese poder del estado.

Tiene los méritos 

El arquitecto e historiador granadino Fernando López Gutiérrez, declaró que don Jorge Bernabé es originario de Granada, nació en la Calle El Hormiguero pero vivió  muchos años en una casa de su propiedad en la calle El Almendro  prolongación de la Calle Santa Lucía. Sus padres eran Jorge Navas Morales y doña Dolores Cordonero.

El papá era artesano, él heredo toda su habilidad demostrada a través de muchos años en sus obras escultóricas, según datos de historiadores como el doctor Alejandro Barberena Pérez y los Guzmán, señalan que “por lo que vemos es su más alta cúspide como escultor”. De igual forma el Concejal Municipal, Róger Monterrey  dio varias aportaciones acerca de Navas.

Realizador de los cuatros atlantes que sirven de columna  en la fachada superior de La Catedral de León,  el mérito de don Jorge, dijo López Gutiérrez, está en el león doliente y el escudo donde está la tumba de Rubén Darío, también se le acredita la sepultura de Alfonso Cortés ya que el hizo el tallado.

El historiador granadino hizo otras referencias que lo asocian al maestro Carlos Ferrey Aragón, el gran constructor de los puentes de Granada, de arco de medio punto donde Navas Cordonero termina el remate o lo que se conoce como imposta o moldura final.

Su traslado a León  

De acuerdo a los datos obtenidos,  Cordonero realizaba trabajos de ornamentación en la iglesia La Merced, en Granada a inicios del siglo XX (1900) en la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, estando de visita pastoral el obispo de Nicaragua, Monseñor Simeón Pereira y Castellón, mostrándose sorprendido, maravillado de la obra del escultor que solo había estudiado hasta el quinto grado de primaria y jamás recibió orientaciones que se relacionara con su labor.

Entonces el párroco de la iglesia La Merced era el sacerdote Ramón Ignacio Matus, quien se puso de acuerdo con el alto prelado originando el traslado del novel artista a la ciudad de León para ejecutar su trabajo en la Catedral. Navas Cordonero realizó su manual de ejecución en los leones del atrio de ese gran templo católico, lo mismo que en los 12 apóstoles de las pilastras de la nave central, en las imágenes de San Pedro y San Pablo, indica la historia recopilada.

Maravillas hizo en la tumba del Príncipe de las Letras Castellanas, el famoso león doliente. El monumento  y la tumba de Monseñor  Simeón Pereira y Castellón, se enumera la ornamentación y la arquitectura corintia en el interior de la Capilla del Sagrario y más.

Amigo de Darío

Por recomendaciones de Monseñor Pereira y Castellón, Navas Cordonero visitaba a Rubén Darío en su lecho de enfermo, el mismo relata que en una ocasión el poeta le pregunto, “maestro si yo muero… ¿qué pondría usted sobre mi tumba?, él respondió-“un león doliente”, por lo que Darío de nuevo pregunto ¿entonces debo encomendarme a San León?, Navas contestó “no, es tu pueblo querido, tu León que por siempre te llorará”.

Poca documentación 

En Granada donde no existe abundante documentación sobre este connotado artista de la escultura, hay personas que lo conocieron y aún lo recuerdan, quienes expresan que era sencillo, tal como lo relata José Dolores Guadamuz Quiroz,  de 92 años, quien contó a EL NUEVO DIARIO que él hacia sus imágenes como ángeles y santos, en la casa esquinera de adobe que era de su propiedad en calle El Almendro, una cuadra antes de llegar al puente Valeriano Torres. “No era recio, era color moreno, de bigote, muy respetuoso”, dice don José Dolores.

La señora Yelba Gutiérrez Guadamuz, también vecina de Navas, expresó “nosotros alquilábamos en unas piezas que eran de su propiedad, él fue quien hizo el altar donde esta Jesús de la Buena Esperanza en la Catedral, hay obras de él en el cementerio de esta ciudad y en su bóveda hay un pastor de ovejas cargando un corderito. Era un señor amigable”. Ella recordó también a varios de los hijos del escultor como Juvenal, Ben Hur  y Juan José.

Fernando López Gutiérrez, dijo que los nietos y bisnietos del artista autodidacta, también son especialista  en este tipo de trabajo manual, recalcó y lamentó que “ es muy poco lo que se ha escrito sobre él”. 

Algunas de sus obras

La decoración de la basílica Catedral de León, los leones en el atrio del sagrado edificio, la ornamentación y la arquitectura corintia en el interior de la Capilla del Sagrario, el relieve en la parte exterior de la entrada principal, los pequeños altares al lado del altar mayor y cinco altares más, cuatro relieves en el interior del gran templo; los doce apóstoles colocados y endosados a las pilastras que adornan la nave central. El león doliente sobre la tumba de Rubén Darío.

  • 14 de agosto de 1968 falleció el talentoso escultor granadino Jorge Navas.

En Granada: la Capilla del Sagrario de la Catedral, en las iglesias de Xalteva y La Merced. Esculpió a los cuatros evangelistas en el  frontispicio de la iglesia de Xalteva.

En la Capilla del Sagrario de la Catedral de Granada, en el altar donde esta Jesús de la Buena Esperanza,  En la iglesia La Merced, la decoración  de la Capilla Sagrado Corazón de Jesús y los arcángeles en la capilla de la Virgen de Dolores.

En la iglesia parroquial de Diriomo, las esculturas de San José, la Virgen de Candelaria y San Simeón. Hay trabajos de Navas Cordonero en el Parque Central de Matagalpa en homenaje a la madre nicaragüense.

En la iglesia San Antonio de Managua destruida por el terremoto de 1972, numerosas estatuas religiosas, históricas imágenes de monjes y ángeles, en tumbas y mausoleos de varios cementerios del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus