•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una sobredosis accidental del opiáceo fentanilo fue la culpable del fallecimiento del célebre músico Prince, según los resultados finales de la autopsia desvelados ayer por el centro Midwest Medical Examiners Office de Ramsey (Minesota). La conclusión de los forenses confirmó las numerosas informaciones que, desde la muerte del músico el pasado 21 de abril a los 57 años, apuntaban a los opiáceos y calmantes como la causa del deceso del inolvidable autor de "Purple Rain".

El informe médico determinó que Prince se suministró a sí mismo fentanilo y que murió de manera "accidental", por lo que los médicos descartaron finalmente, como los investigadores afirmaron desde el principio de las pesquisas, que se tratara de un suicidio. Según la descripción que ofrece en su sitio web el Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés), el fentanilo es un opiáceo sintético "similar" a la morfina, "pero más potente".

Este analgésico es entre 80 y 100 veces más potente que la morfina y entre 25 y 40 veces más fuerte que la heroína, de acuerdo con el informe de 2015 sobre narcóticos de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus