•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El británico Lennox Lewis, excampeón del mundo de los pesos pesados, y el actor Will Smith serán dos de los ocho portadores del féretro con los restos mortales de Muhammad Ali durante el servicio interreligioso que se celebrará el viernes en Louisville (Kentucky).

Las exequias incluirán una procesión y el entierro privado. Con posterioridad se celebrará un acto público en el Coliseo KFC Yum! Center. Ali murió el pasado viernes a los 74 años después de haber luchado durante 32 años con la enfermedad del Parkinson.

Lewis, al igual que Ali, fue campeón del mundo de los pesos pesados, y medalla de oro olímpica, mientras que Smith fue nominado como Mejor Actor por los Premios de la Academia por su interpretación de Ali en la película biográfica del mismo nombre, dirigida por Michael Mann, en 2001.

El portavoz de la familia de Alí, Bob Gunnell, explicó que junto a Lewis y Smith se unirán como portadores del féretro John Grady, el primo de Ali; Ibn Ali, sobrino de Ali; Komawi Ali, excuñado de Ali; Jerry Ellis, el hermano de Jimmy Ellis, que fue el excompañero de entrenamiento del púgil fallecido y también un excampeón de peso pesado; Ene Wadell, primo hermano de Ali; y John Ramsey, amigo de la familia de Ali.

Mientras, el doctor Abe Lieberman, que fue el que le descubrió a Ali que sufría la enfermedad de Parkinson, dijo que no pensaba que el excampeón del mundo la padeciese debido a los golpes que recibió, aunque no estaba ciento por ciento seguro.

Durante una rueda de prensa ofrecida en el Centro Parkinson Muhammad Ali del Instituto Neurológico Barrow, en Phoenix (Arizona), también negó que la familia y el propio Ali hubiesen considerado alguna vez donar su cerebro para hacer estudios.

"Creo que cuando se enfrentó a Larry Holmes, en 1980, que fue el que más daño le hizo al cerebro en la pelea que ambos mantuvieron, Ali ya había desarrollado la enfermedad del Parkinson", destacó Lieberman, que se la detectó y diagnóstico en 1984 y desde entonces llegaron a entablar una gran amistad.

Lieberman dijo que nunca escuchó a Ali culpar al deporte del boxeo por su enfermedad.

"Muhammad nunca tuvo nada en contra del boxeo", destacó Lieberman. "Nunca se expresó en ese sentido. Además Muhammad era un musulmán devoto y creía que tú debes hacer lo mejor y suceda lo que suceda será la voluntad de Dios".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus