•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchos artistas se pasan de exigentes ¿recuerdan el escándalo porque Beyoncé pidió papel higiénico rojo para sus giras del 2013? Excéntrica, sin duda. Como si fuera poco la mujer de Jay Z también exige que solo haya agua alcalina a 21 grados de temperatura y hielos tallados a mano para chupar después de cada concierto. O qué tal Lady Gaga pidiendo un tanque de oxígeno en su camerino.

Las exigencias más extrañas no son un mito, sino una realidad que incluso en Nicaragua se da con los artistas que han venido, según confirmaron las chicas de Blu Nicaragua encargadas de suplir todas las exigencias de los artistas que vienen a cantar al país, Tatiana  Pastora y Rafaela Cuadra, coordinadora de camerinos. 

Después de negociar la llegada al país, el equipo del artista envía a la productora un “rider”, es decir, una lista con todas las necesidades que el artista requiere para su presentación y estancia en el país. 

“Generalmente los rider son bien específicos, piden determinadas marcas, flores, colores, licores internacionales o nacionales. La mayoría pide frutas “y tratamos de apegarnos más a la lista”, cuentan.

Uno de los últimos artistas en presentarse fue J Balvin, en San Juan del Sur para el Summer Fest 2016. Para la producción fue un reto montar un camerino en plena playa, pero además el cantante solicitó todo su espacio forrado en negroy los muebles del mismo color, licor de Estados Unidos, muchos espejos  y para colmo no tocó nada de las comidas ni las bebidas solicitadas. Dejó todo intacto, contó Pastora.

  • 500 botellas de agua en promedio se gastan en los camerinos de un artista.

Aunque en esta ocasión prefirieron omitir nombres “Tuvimos un artista de Estados Unidos que en su pequeño camerino pedía mancuernas, banca de pesas, barras y sus discos. Nosotros no entendimos por qué un artista necesitaría montar un gimnasio en pleno teatro”, recordó Pastora. “Son cosas que normalmente no tenemos y nos hacen correr”, relató.

Para su gira Sirope de Alejandro Sanz pidió todo el camerino, pasillo y por donde él pisara  en color blanco. “Todo lo tuvimos que telar y alfombrar. Pidió bastante licor, pero generalmente es para la producción”, recordaron.

Cuadra contó que por más lindo que esté un camerino, los artistas pasan poco tiempo, quizá un promedio de 40 minutos.

Según agregó “con Sanz y su equipo es diferente. Él y su equipo comparten un buen tiempo antes y después del concierto”.

La mayoría solicita duchas calientes y frías—y se les explica que no hay-- y conexión de internet de alta velocidad, que es la razón de los regaños más frecuentes con la producción de los artistas. 

Asimismo, se le debe facilitar un bufet de alimentos para los tres tiempos de comida, a todo el quipo mientras estén en el país. 

Chayanne fue uno de los artistas más sencillos. Aunque viaja con bastante gente, cumplir  sus peticiones no fue nada extraordinario. Para él se hizo siete camerinos.

Otro de los artistas más sencillos y menos complicados fue Franco de Vita, pero se puede decir lo mismo para Ricardo Arjona quien en su lista prioriza ciertas cosas para su garganta: huevos crudos y licuadoras. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus