•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ambientes medievales, batallas multitudinarias en una aventura épica es el filme “Warcraft”, la franquicia que comenzó con un juego de video en 1994 y al que le siguieron juegos más elaborados y una serie de novelas que desarrollaron mejor a los personajes de la marca comercial de Blizzard Entertainment.

Se le considera un juego muy popular a nivel mundial con millones de fanáticos y de ahí el gancho para lanzarlo a las salas de cine, con lo mejor en tecnología digital para apantallar a cualquiera con sus imágenes y sonidos, sin embargo por desgracia las comparaciones son obligatorias con “El Señor de los Anillos”. Y aunque ambos son mundos y tramas diferentes, la inspiración basada de las leyendas nórdicas es demasiado común.

Ya de por sí, para el director Duncan Jones, hijo del fallecido cantante David Bowie, era complejo tratar de separarse de las historias de Tolkien, muy presente en el cine por la saga de dos trilogías de Peter Jackson; además tenía la complicación de ser fiel al juego de video para la satisfacción de los fans, y por si fuera poco era necesario hacer una película que pudiera ser digerible a todos los neófitos o ignorantes de lo que es “Warcraft”. Un balance que no se logra a plenitud.

Realmente era demasiado para quedar bien tanto con Dios como con el diablo. La película lleva a Jones por explorar dos tramas paralelas con una docena de protagonistas principales y buscar cómo explicar de qué se trata todo, algo que traga parte de la película reduciendo el desarrollo de la trama principal, haciendo que los personajes pierdan profundidad y dejando maltrecho un drama amoroso secundario, impuesto para cumplir con el requisito.

Ficha Técnica:

Dirección: Duncan Jones
Reparto: Travis Fimmel, Paula Patton
Género:  Fantasía y Aventura.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus