•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las actrices Melissa McCarthy y Kristen Wiig están cansadas de la polémica que generó la comedia "Cazafantasmas" debido a su elenco totalmente femenino. Iba a ser un remake ligero, pero la prensa ahora solo les pregunta qué opinan de la misoginia en el cine.

El director Paul Feig "solo quería hacer una nueva versión de 'Ghostbusters'. No estaba haciendo una gran declaración", dijo a la AFP una de las cuatro cazafantasmas, Kristen Wiig, antes del lanzamiento del filme que se estrena la próxima semana en Estados Unidos y Latinoamérica.

Treinta y dos años después del estreno de la primera "Cazafantasmas", Paul Feig entrega una versión destinada a complacer a los fans más duros gracias a su respeto a la trama y la musicalización originales, más algunos guiños y cameos simpáticos para quien recuerda con cariño la cinta de 1984.

Como en la original de Ivan Reitman, protagonizada entonces por Bill Murray, la nueva "Cazafantasmas" narra las aventuras de un equipo dedicado a atrapar fantasmas a través de una tecnología casera y descabellada.

Divertida, atrapante y con espectaculares batallas en Nueva York, la nueva versión se luce con efectos especiales generados por computadora, aunque diseñados sobre actores reales, disfrazados y maquillados.

Pero la mayor innovación es que el elenco está compuesto sobre todo de mujeres: Kristen Wiig, Melissa McCarthy, Kate McKinnon y Leslie Jones. Además, el galán Chris Hemsworth ("Thor") tiene un papel secundario como chico lindo y tonto.

"Estoy frustrado porque conozco a muchas mujeres talentosas que no consiguen destacarse como deberían, que parecen estar siempre relegadas a papeles secundarios", expresó Paul Feig a la AFP. Para él, es hora de que Hollywood cambie la forma en que representa a las mujeres en el cine.

Para McCarthy, así como para sus colegas, los ataques misóginos y las defensas feministas del filme solo distraen a la audiencia de su verdadera intención, que es divertir. Incluso en China prohibieron la presentación de esta cinta, lo que supone un golpe para Sonydebido a que ese país representa un gran mercado. La razón se debe a que la legislación china prohíbe la exhibición de películas que promuevan supersticiones, ritos de culto y fantasmas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus