•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Llevan seis temporadas infectando la televisión con una epidemia de muertos vivientes, pero los zombis de “The Walking Dead” se encuentran en mejor forma que nunca y así lo demostraron con su esperada participación en la Cómic-Con de San Diego.

Con el reparto al completo y el creador de la serie, Robert Kirkman, al frente de la nave, los responsables de “The Walking Dead” abordaron ayer los interrogantes que dejó la conclusión abierta de su última temporada, un impactante final que, junto con la sensación de “Game of Thrones”, ha sido el gran momento televisivo del año.

La escena final de la sexta temporada, en la que el temible Negan (Jeffrey Dean Morgan) asesina con su bate “Lucille” a uno de los protagonistas, sin que por el momento se vea quién fallece, suscitó ayer en una rueda de prensa, previa al debate público con los fans, la mayoría de las preguntas: ¿Quién será la víctima de Negan? El productor ejecutivo y director Greg Nicotero, responsable de aquel episodio que dejó a los seguidores sin aliento, comparó ayer el primer capítulo de la nueva temporada, que en Estados Unidos se estrenará el 23 de octubre, con una “montaña rusa” y prometió que cualquier emoción que el público crea que va a sentir, “la sentirá”.

Adelantó además que, pese a que con “todo el mundo arrodillado y completamente destrozado” en la escena con Negan pueda parecer que “han tocado fondo”, los protagonistas todavía pueden caer más bajo.

“Al principio fue duro para todos nosotros. La presentación de Negan fue difícil, también para los actores”, argumentó el intérprete Jeffrey Dean Morgan sobre su aclamado trabajo, que ha recibido los elogios del público y la crítica. 

Y pese a que Negan es un despiadado y cruel personaje, ciertamente oscuro y sanguinario, el actor dijo que interpretar ese papel fue para el “como un sueño hecho realidad. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus