•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La modelo puertorriqueña Génesis Dávila, destituida como Miss Florida a los pocos días de ser coronada, anunció hoy una demanda legal contra el productor del concurso en la que pedirá una compensación por daños de 15 millones de dólares.

Acompañada de su abogado, Richard Wolfe, Dávila dijo en una rueda de prensa en Miami ser "inocente" de las "falsas acusaciones" formuladas en su contra por Grant Gravitt, productor ejecutivo del concurso Miss Florida.

El 22 de junio, menos de una semana después de que Dávila fuera elegida por el jurado, Gravitt afirmó que debido a que la boricua quebrantó las normas, Linette de los Santos, nacida en República Dominicana y primera finalista, pasaba a ser la propietaria de la corona que da derecho a participar en el certamen Miss USA, cuya ganadora representa a EE.UU. en Miss Universo.

Dávila, nacida en Arroyo (Puerto Rico) hace 23 años, fue destituida porque, según Gravitt, fue asistida por peluqueros y maquilladores profesionales en su habitación del hotel el día del concurso, lo que no estaba permitido.

Según dijo hoy la destronada, ha tenido muchos momentos difíciles en su vida, pero "ninguno como éste" y ahora solo confía en que su abogado y el sistema judicial de EE.UU. podrán "probar su inocencia" y "salvar su reputación".

Aunque se había anunciado en un principio que Dávila iba a demandar por 5 millones, el abogado dijo en la rueda de prensa que baraja una cifra superior a los 15 millones de dólares.

Gravitt dijo que la acusación estaba basada en la información dada por la propia Dávila en las redes sociales.

El abogado Wolfe presentó hoy una foto en la que se ve a la joven modelo siendo maquillada como la prueba esgrimida por Gravitt.

Pero Wolfe aseveró que dicha foto está en un mensaje colgado en internet con la fecha del 9 de julio, es decir varios días antes de la celebración del concurso, y que corresponde a los momentos previos a una sesión de fotos.

Según dijo, se trata de una "falsificación de evidencias".

"Hemos presentado una demanda de contenido múltiple. Estamos persiguiendo que se paguen daños por difamación y por estrés emocional y que nuestra cliente sea reintegrada a su posición", dijo Wolfe ante las cámaras de televisión y numerosos periodistas.

El abogado señaló que desde el principio se vio que Gravitt no quería a Dávila y aseguró que el productor le llegó a decir que no era ciudadana estadounidense y no podía concursar.

"Pero, para quien no lo sepa, Puerto Rico es parte de Estados Unidos", subrayó.

Dávila habló primero en inglés y luego repitió su declaración en español.

El día que ganó el concurso, en representación de Miami Beach, la puertorriqueña escribió en las redes sociales: "soñando en una nube. Soy Miss Florida".

La modelo fue la representante de Puerto Rico en el concurso Miss Mundo 2014 y como participante del concurso Miss USA hubiera tenido la oportunidad, en caso de ganar, de competir por la corona de Miss Universo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus