•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Shantall Lacayo, Vicente Castellón, Adilia Alemán, Erick Bendaña y Carlos René Cruz son algunos nombres de peso en el diseño de moda nacional. Estos diseñadores comenzaron colocando sus diseños en las redes sociales y hoy figuran entre los talentos con más proyección a nivel nacional e internacional. 

Ellos concuerdan que actualmente el país está más interesado en el consumo de prendas hechas en el país, aunque las ganancias sean relativas.Shantall Lacayo.

Por ejemplo, Carlos René Cruz señala que las ganancias son subjetivas más que objetivas, es una oportunidad de negocio creciente en Nicaragua porque “no es un mercado de perecederos o de consumo inmediato o un negocio ya bien explotado. Aunque ello al mismo tiempo representa una desventaja, porque en un país con tantas limitaciones y carencias como el nuestro, la moda y más la de diseño no resulta ser una prioridad. Por eso el mercado suele ser de momento bien reducido y las ganancias relativas”, indica.

Adilia Aleman subraya que para el crecimiento económico de este sector fundamental crear una visión de mercado, proyectarse a nivel nacional pero también a nivel internacional, y diseñar de acuerdo con este criterio, además es necesaria la organización y unión entre el gremio de diseñadores.

Marca vs. precio

Carlos Rene.La marca Erick Bendaña es una marca que ofrece diseños bien elaborados con el plus de telas traídas de Nueva York y Los Ángeles, para ofrecer una prenda de calidad y única. “Por dichas especificaciones nuestro target está enfocado  a un mercado más exclusivo”, cuenta el diseñador.

Los precios de Erick Bendaña comienzan desde 250 dólares. Un vestido de noche puede valer 750 dólares, en dependencia del trabajo y precio de las telas que lleve.

Dentro del país sus diseños solo cuentan con un punto de venta, “ya que nuestra marca está enfocada en piezas más exclusivas y sí exportamos fuera del país; tengo clientes en EE.UU. , Puerto Rico , República Dominicana, Costa Rica, Belice y Panamá".

Expansión

Vicente Castellón afirma que hablar de consumo de moda nacional hace unos 15 años era algo que no estaba en la mente de las consumidoras en el país, aunque existían diseñadoras de moda con sus ateliers abiertos y en función, la gente no acostumbra acudir a ellas. “Hoy día, y desde mi experiencia, desde que decidí darle apertura a mi casa de modas puedo decir que las clientas no me han dejado descansar una sola semana y me han obligado a contratar más personal para satisfacer sus pedidos, muchas veces de carácter urgente”, cuenta Castellón, uno de los diseñadores con líneas más exclusivas y sofisticadas.Vicente Castellón.

“La media de las mujeres que vestimos en VC oscila entre los 25 y 45 años, también abarcamos a la mujer que viste para eventos desde sus 15 años hasta bodas y bautismos. Son un mercado muy fructífero y que gusta de piezas únicas y a la medida”, expresa.

Los precios de Vicente Castellón  dependerán si es una pieza de uso diario o un vestido para una ocasión especial, siempre varía y por eso no hay un rango definido( de precios), pero estamos en un margen manejable para la mujer que consume moda y que está consciente de lo que significa la palabra exclusivo. 

“Creo que soy el único diseñador nicaragüense que ha logrado abrir y mantener sus puntos de venta tanto nacional como internacional. Hablando ya de las localidades, estamos hablando de dos en Nicaragua: La Casa VC, que es mi centro de operaciones, y tenemos una pequeña colección en Mukul Resort And Spa, en Guacalito de la Isla”, revela.

“Fuera de Nicaragua estamos presentes en dos puntos de venta en Ciudad de Panamá, en Costa del Este y en San Francisco, en la tienda Revolviendo el Baúl. En México en Ciudad de México, en ShowRoom Mike Salas en la Colonia Roma y ahora en Estados Unidos, en la ciudad de Coral Gables en Miami, estado de la Florida”, añade.

Desde Masaya 

Carlos René Cruz es de los pocos diseñadores que combina la mano tradicional (artesanal) con la alta costura. Según el diseñador, originario de Masaya “manejamos precios bastante competitivos con el mercado local, tenemos piezas comerciales a precios de tienda común y tenemos piezas de colección con precios equivalentes a cualquiera de los encontrados en las boutiques locales, con el valor agregado de ser piezas exclusivas de diseño y talla única. No tenemos nada que no esté al alcance del consumidor”, comenta, sin especificar en números. 

Sus diseños están ubicados en Crisitiana’s Closet y en su atelier en Masaya, donde está ubicado su showroom. 

La diseñadora Adilia Alemán, originaria de Puerto Cabezas, señala que sí hay interés de consumir moda nacional y que en los últimos años se ve mayor aceptación de parte de los nicaragüenses, el sentirse identificados con la ropa que usan ya es un orgullo decir que usan ropa de diseñador nacional.

Dentro de la línea casual de Adilia Alemán y su marca Mitha, hay precios de 140 a 420 dólares y la ropa elaborada a mano,  la cual lleva mayor trabajo desde los 700 a más, dependiendo del trabajo y el tipo de ropa.

En el caso de la diseñadora Shantall Lacayo, un referente del diseño nicaragüense, asegura que su marca incluye piezas que van desde una camiseta hasta un vestido de noche. “El precio para un consumidor podría andar desde 65 hasta 1,500 o 2,000 dólares.

Sin embargo, para la marca Shantall Lacayo el producto que más se mueve va de 120 a 650 dólares. 

Lacayo comercializa sus piezas en Nicaragua y Panamá. Aunque se encuentra en gestiones para colocar sus diseños en Miami. “Hay otras ramas del diseño como marroquinería, orfebrería, calzado que ha tenido más crecimiento en comparación con la ropa”, dijo Lacayo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus