•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Esta tarde, a partir de las 6:30, la Embajada de Venezuela presentará la película “Reverón”, del director Diego Rísquez, basada en la vida de Armando Reverón, considerado el pintor más importante del siglo XX en Venezuela.

La película se proyectará en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica y narra una historia de amor que transcurre entre 1924 y 1954 a la orilla del Mar Caribe, donde descubrimos el universo del gran artista plástico venezolano Armando Reverón, su relación con Juanita, su musa e inseparable compañera, los amigos que los frecuentan, la construcción y recreación de los objetos que forman su mundo, su obsesión por la luz del trópico que lo enceguece. También, se aprecia el desarrollo de su enfermedad mental y el universo lúdico, afectivo y doloroso dentro de ese espacio mágico denominado El Castillete.

Asimismo, se inaugurará la exposición “Reverón, Luz de Venezuela” compuesta por catorce reproducciones de sus más emblemáticas obras, las cuales viajan a través del mundo como parte del programa "Arte en Valija" del Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio (Iartes), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura y el Banco de Comercio Exterior (Bancoex).

Reverón, conocido por muchos como el Pintor de la Luz, dedicó sus obras a la luz de su tierra, a la sencillez de la vida cotidiana, al paisaje y el trabajo del pueblo llano, lo que para muchos convirtió a sus creaciones en la pintura primigenia de la venezolanidad, en un testimonio único de la luminosidad caribeña.

FORMACIÓN

Armando Reverón fue el más auténtico y original de los pintores que militaron en la famosa agrupación conocida como el “Círculo de Bellas Artes” (1912-1920), en oposición a la “Academia de Bellas Artes” y sus dogmas. Fue alumno aprovechado de la Academia de Caracas, donde estudió con Herrera Toro entre 1908 y 1911.

Egresado de esta, se embarcó a España para estudiar en las escuelas de Barcelona y Madrid y aquí fue atraído vivamente por Goya, Velázquez y El Greco. Influencia cultista que no es mayor que la que recibe de la cultura popular española y posteriormente de la que le transmite su convivencia en el Litoral Central, con las comunidades de pescadores y campesinos de quienes se rodea a lo largo de 35 años que vivió en macuto, su residencia definitiva y última (falleció en 1954).

En 1921 tomó una extraña determinación: aislarse, construir un mundo aparte, lejos de la civilización.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus