•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

 La colección primavera-verano 2017 de Josep Font para Delpozo llenó de luz la pasarela de Nueva York con una propuesta llena de color, volumen y una luminosidad que bebe de la inspiración en la obra de la escultora Soo Sunny Park y el pintor Joaquín Sorolla, contó a Efe el diseñador antes del "show".

El impresionista español y la joven artista coreana "aparentemente no tienen nada en común", cuenta Font, que ha encontrado en el juego con la luz de ambas obras un punto de unión que le ha servido de base para una colección cargada de "delicadeza".

De mezclar los paisajes mediterráneos de Sorolla con las esculturas artesanales de Soo Sunny Park nació una propuesta llena de transparencias y luminosidad, con un estilo tan romántico como el que nos tiene acostumbrados la firma.

La paleta de color opta esta vez por colores más claros, entre ellos el "azul sorolla", y ensalza el blanco, aunque algunas piezas se permiten fuertes naranjas, fucsias y azules encendidos.

Como viene siendo habitual en las últimas colecciones, los volúmenes son otra constante en los que son unos de los patrones más trabajados que pueden verse año tras año en la Semana de la Moda de Nueva York.


Entre todas las formas destacan las siluetas de faldas voluminosas y las mangas flor.

La sofisticación y el trabajo artesanal de Font volvieron a verse gracias a abanicos bordados a lo largo del punto, crochet hecho a mano, terminados con lazos de organdí, y blusas con pañuelos suntuosamente estampados crean una fuerza contemporánea.

En el calzado, el énfasis es en la luz, donde bailarinas alargadas tienen tacones midi traslúcidos.

Por lo que respecta a los bolsos, un apartado en el que la marca consiguió gran éxito con sus modelos clutch Orchid y Bubble, en esta ocasión destacó la pieza especial del clutch de noche Bloom, interpretado en resina brillante y bordado hasta la empuñadura.

Sorolla lleva años siendo de gran inspiración para el director creativo, mientras que a la joven artista la descubrió alguien del equipo sin saber que la escultora coreana era a su vez seguidora de Delpozo.

Font explicó a Efe que le hubiera gustado que las esculturas de malla y cristales hubieran sido parte del desfile, si bien por su gran formato no fue posible.

La firma volvió a escoger el Pier 59 del barrio de Chelsea para mostrar sus creaciones en un entorno tan blanco y delicado como su colección y las notas del piano que acompañaron el paso de las modelos.

Más interesado en la creatividad que en los modelos comerciales, Font apuntó que "aún es pronto" para sacar conclusiones sobre si la industria cambiará del todo sus calendarios para convertir en norma que las colecciones se presenten al mismo tiempo en pasarela que en tiendas.

"Si el mercado acaba tirando por ahí nos adaptaremos, pero por ahora no nos lo pide", señaló. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus