•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los dos miembros vivos de los Beatles asistieron en Londres a la presentación de un documental sobre sus años de giras, con imágenes de archivo calificadas como “muy emocionantes” por Paul McCartney.

“Eight Days a Week: The Touring Years” (Ocho días por semana: los años de gira), realizado por Ron Howard (“Apolo 13”, “Willow”, “El código Da Vinci”), sigue a los cuatro componentes del mítico grupo por la carretera durante cuatro años, de 1962 a 1966. Un recorrido que los conduce de su ciudad natal de Liverpool a una serie de giras estadounidenses, en plena “Beatlemanía”.

La proyección trajo buenos recuerdos a McCartney, de 74 años y presente en el pase de Londres, después del preestreno mundial que tuvo lugar en Liverpool el  jueves.

“Esto nos recuerda grandes momentos, evidentemente, cuando tocábamos con John (Lennon) y George (Harrison)”, los otros dos miembros del grupo hoy fallecidos, declaró el músico británico a la prensa. “Es muy emocionante y muy especial volver a ver todo esto”.

A su lado, en esta sesión única, Ringo Starr, de 76 años. Yoko Ono y Olivia Harrison, las viudas de John Lennon y George Harrison, también estaban presentes, además de muchas celebridades, entre ellas Madonna.

Medio siglo después de su último concierto importante, en San Francisco, Ringo Starr consideró “magnífica” la persistente popularidad de los Beatles.

“La gente quiere a los Beatles. Nosotros éramos dos de ellos, y aquí estamos hoy”, declaró.

El documental incluye archivos que muestran a los “Fab Four” acosados por las fans, cuando era “más populares que Jesús”, una fórmula de John Lennon que desató la ira de los conservadores estadounidenses.

En una entrevista, Lennon estima que la histeria provocada por su aparición en el escenario transformaba las actuaciones en “ferias de monstruos”.

Cansados por estos años en la carretera, deciden parar los conciertos en 1966 y consagrarse a la grabación de discos.

McCartney afirmó el miércoles en la BBC que fue el último del grupo que decidió abandonar los conciertos, después del celebrado en el Candlestick Park de San Francisco, en el que se sintió sobrepasado.

Los Beatles se dieron cuenta entonces de que había llegado el momento de dejarlo, confirmó Ringo al canal británico. “Sencillamente, estábamos hartos. Sabíamos que era el último concierto. Era hora”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus