•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Magia y colorido fue lo que se vivió la noche del sábado en la sala mayor del Teatro Nacional Rubén Darío (TNRD) al presentarse la esperada obra “Aladino, el musical”, sin duda alguna el equipo de producción escenográfica, luces, sonido y de utilería hizo que el público se trasladara a una fantástica historia sacada de un cuento de Disney.

La combinación de colores, los coordinados bailes, el desborde de alegría, el significado de la verdadera amistad, el amor y la lealtad fueron los valores que se demostraron en esta obra que enseña a grandes y a pequeños que soñar no cuesta nada y que se puede cumplir con los más anhelados sueños.

El musical dio inicio a las 6:30 de la tarde con las palabras de bienvenida de la fundadora y directora de la Asociación Pro Niños quemados de Nicaragua Aproquen, doña Vivian Pellas, que mostró sus agradecimientos a las personas que hacen posible que esta organización continúe  trabajando y pueda contribuir a la niñez nicaragüense.

Fue una noche llena de magia  e ilusiones que trasportó al público a un mundo exótico, lleno de atrevidas aventuras, música, amistad y comedia. En la obra participaron alrededor de 200 bailarines  que se encargaron  de dar vida a los personajes como (las amigas de Jazmín, los amigos de Aladín, Jafar, Lago, la Adivina, El príncipe, El Sultán y El guarda) además la noche tuvo una gran sorpresa y es que la misma directora de Aproquen Vivian Pellas bailó una fantástica pieza de tango junto al productor general de la obra Dennis Schwartz Arce.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus