•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rihanna eligió París para presentar su segunda colección en pasarela de "Fenty x Puma" con el argumento de que el diseño encajaba  mejor en la ciudad de las luces que en Nueva York y, tras conocer el resultado, no es de extrañar: si María Antonieta viviera ayer, quizá vestiría sus prendas.

Apostando por "looks" de un solo color entre los que destacaron el rosa pastel, el color piel, el verde caqui y algunos toques de lila, Rihanna pareció hacer alta costura con ropa deportiva.
Un sinfín de superposiciones en las que todo vale: capuchas y gorras, sudaderas y vestidos, impermeables que se convierten en vestido y anoraks hasta el suelo en tejidos quizás poco aptos para el deporte, como el satén, combinados con ajustados corsés. Sí, con corsés. Que no engañe el nombre de Puma: no se trata de ropa concebida para hacer deporte sino para formar parte de las creaciones de esta cantante que parece que todo lo que toca convierte en oro.

Rihanna ha sido una bendición para la tradicional firma de ropa deportiva, que desde que la nombrara directora creativa en 2014, no ha dejado de crecer gracias en gran medida, al impulso mediático de la cantante. Las modelos -en su mayoría mujeres aunque también se  presentaron un par de diseños masculinos- desfilaron abanico en mano, con un peculiar diseño de inspiración japonés que incluía el logo de la firma deportiva. Como señal de ese éxito empresarial que casi parece pertenecer a una generación de cantantes estadounidenses de un estilo similar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus