•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sentado sobre su característico taburete, con sus gestos habituales, dicharachero y regañando a sus técnicos, Julio Iglesias se presentó ante las alrededor de 1,900 personas que llenaron este sábado la sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes de San Juan (Puerto Rico), demostrando que, como reza su canción, “La vida sigue igual”.

Durante alrededor de dos horas, Iglesias, al fondo del escenario, desgranó sus canciones más famosas, como “Amor amor”, “Me olvide de vivir” (una de las más aplaudidas y coreadas), “Un canto a Galicia” (de la que cambio la letra por ‘Un canto a Puerto Rico’), “De niña a mujer”, “La carretera”, “Me va, me va”, “Hey”, “Manuela” y “33 años”, entre más de una veintena de canciones.

El público se entregó a Iglesias y gozó de todas sus anécdotas y relatos de vivencias en su pasado en Puerto Rico, pese a los evidentes problemas de sonido.

Unos problemas que el cantante español achacó, entre bromas, al hecho de que los técnicos eran nuevos y a que el material era de fabricación china y no dudó, incluso, en hacer subir al escenario, en varias ocasiones, a uno de ellos. Iglesias relató a los asistentes que en Puerto Rico había pasado algunos de los mejores momentos de su vida, que había tenido una novia puertorriqueña, que era la primera vez que cantaba en este teatro, que para hacer el amor a su edad tiene que hacer “virguerías”, que antes el amor para el era gratis “y ahora me cuesta” y que todas “mis mujeres han sido un amor conmigo”.

El cantante, quien el viernes recibió en San Juan una estrella en el Paseo de la Fama de la ciudad, también relató cómo en dicho acto le habían preguntado qué “parte tenía de puertorriqueño”, en referencia al hecho de que su abuela materna era de Guayama, situada en la costa de la isla.  “Me daba vergüenza contestar....”, dijo Iglesias, para a continuación asegurar que mañana “la prensa española titulará: ‘Julio Iglesias tiene el pito puertorriqueño’”, lo que provocó las risas de los asistentes. A su vez, recordó sus comienzos en la música, explicó que a su edad sigue cantando ya que “tengo ganas”; recordó que vive en el Caribe (República Dominicana), que el Caribe es bello”.

Por otro lado, relató que con su reciente disco “México” se dio cuenta que “no llegaba al público”, por lo que decidió llamar a otros compañeros de profesión, como Joaquín Sabina, Pablo Alborán y Andrés Calamaro, para hacer un disco de duetos.

73 años tiene el cantante Julio Iglesias, papá de Enrique Iglesias.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus