•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En mi colección “The Mechanic” (título original en inglés) está en un lugar privilegiado entre el cine de los asesinos a sueldos, por su originalidad de presentar a un sicario inteligente, astuto, sin despiadado… y porque era Charles Bronson, el reconocido actor de acción quien encarnó al personaje de Arthur Bishopen 1972. 

Bronson acaba matando a todos sus persecutores usando una escopeta calibre 12, antes de ser traicionado por su aprendiz Steve (Jan-Michael Vincent), quien también termina pagando por sus pecados mientras el cuerpo de Bishop todavía no se enfría.

Cuarenta años después Hollywood desempolvó el guión, en su estrategia de los “refritos”, y puso a Jason Statham como Bishop. Si bien el remake es idéntico a la historia original, los disparos, las peleas, explosiones espectaculares y el actor te hacen sentir como que estás frente a otra secuela de “El Transportador”, y no cubre ni la falta de calidad de la actuación, ni la ausencia de originalidad, con la única novedad que al asesino te lo venden como a un héroe digno de medalla.

¿Quién les hizo creer que tenían que hacer una segunda? La respuesta es sencilla: película de bajo costo que atrae al público con la presencia de un actor de acción y la pirotecnia que les permite recuperar lo invertido y obtener ganancias aceptables sin grandes complicaciones en la producción.

Con menor calidad que su antecesora, “El especialista: La resurrección”, regresa con Arthur Bishop (Jason Statham) quien tras fingir su muerte, está tranquilamente en chinelas, retirado disfrutando de las playas del mundo. 

Parte de la cinta se desarrolla bajo los clásicos “cliché” del cine de acción, con malos muy malos que claman por ser castigado, y el “disque héroe”obligado a pelear.

Nada para complicarse la vida. Al menos que la entrada al cine sea para disfrutar del aire acondicionado, y sobrellevar estos días de tremendos calores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus