•   Los Ángeles, California  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El canal HBO, consciente de la fecha de caducidad de "Game of Thrones", a la que únicamente le restan dos temporadas, estrena el domingo "Westworld", una nueva, arriesgada y espectacular apuesta para tomar el testigo de su serie estrella.

Descrita por la cadena como "una oscura odisea acerca de los albores de la consciencia artificial y la evolución del pecado", la historia de "Westworld" cuenta cómo unos ingenieros han creado un parque de atracciones con el aspecto del Lejano Oeste donde cada anhelo humano, ya sea noble o depravado, puede ser saciado.

La acción se desarrolla en una sociedad futurista donde los humanos se entretienen acudiendo a un mundo sensual, violento y repleto de androides con los que satisfacer cualquiera de sus objetivos, hasta que esos robots comienzan a percibir que están viviendo en un mundo impuesto y emprenden una revolución.

El formato, creado por Jonathan Nolan (hermano de Christopher Nolan), Lisa Joy ("Pushing Daisies") y con J.J. Abrams como productor ejecutivo, se inspira en la cinta homónima de 1973 escrita y dirigida por el célebre autor de ciencia ficción Michael Crichton, quien falleció en 2008.

"Hay tantas películas, series y libros sobre la inteligencia artificial, la amenaza de la tecnología... pero por alguna razón, 'Westworld' nunca dejó de fascinarme", admitió Abrams durante la presentación de la serie en el Teatro Chino de Hollywood.

Abrams habló con Crichton dos décadas atrás sobre la posibilidad de rodar una nueva versión de su película, y finalmente convenció a Nolan (guionista de "The Dark Knight" e "Interstellar") y a Joy para poner en marcha el proyecto.

Ahora, esas intenciones se ven materializadas con un reparto liderado por Anthony Hopkins, Ed Harris, Evan Rachel Wood, James Marsden, Thandie Newton, Jeffrey Wright, el brasileño Rodrigo Santoro y Luke Hemsworth, entre otros.

"Queríamos plantear esta pregunta: si pudieras meterte de lleno en una fantasía en la que pudieras hacer cualquier cosa, ¿descubrirías cosas sobre ti mismo que no sabrías?", dijo Nolan a los medios de comunicación.

"El reto era explorar qué significa ser humano a través de los ojos de quienes no lo son", añadió Hoy, esposa de Nolan, a quien le interesaba especialmente plasmar la obsesión de nuestra sociedad por la violencia y el sexo.

El primer episodio, titulado "The Original", al que tuvo acceso Efe antes de su estreno, desarrolla una trama enrevesada y enigmática con elementos que recuerdan a las series "Deadwood" -otro producto de HBO- y "Black Mirror", así como a películas como "A.I. Artificial Intelligence" y "Groundhog Day".

"Si 'Interstellar' fue, para mí, una carta de amor al espíritu humano, esta primera temporada es justamente lo contrario", explicó muy acertadamente Nolan.

Casey Bloys, jefe de programación de HBO, reconoció los problemas que sufrió la serie durante el rodaje, con constantes retrasos en la producción que obligaron a aplazar su estreno durante meses.

Pero, en cambio, no dejó ninguna duda sobre la confianza de la cadena en la serie, llamada a ser la gran sustituta de "Game of Thrones" a pesar de que no tienen demasiados puntos en común, más allá del hecho de manejar un enorme presupuesto y de que Ramin Djawadi vuelve a encargarse de la banda sonora.

"Creo que es una experiencia visual cinematográfica en cuanto al tamaño y la dificultad de la producción; es una historia genial y muy entretenida que, al mismo tiempo, lanza grandes dilemas sobre la humanidad", sostuvo Bloys.

"Esa combinación siempre nos ha funcionado", agregó, ilusionado con la posibilidad de volver a dar en el clavo con un producto que reúna, semana tras semana, a más de 8 millones de espectadores como "Game of Thrones".

La serie, que consta de diez episodios en su primera temporada, se estrena este domingo en HBO.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus