•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde muy pequeño Jesús Ramón Arangure, conocido en el mundo artístico como “Baby”, tenía un don que lo caracterizaba: hacer reír a las personas. Siempre brindaba emoción y diversión a quienes tenía a su alrededor, él soñaba con ser un reconocido torero mexicano; sin embargo, la vida le dio otro giro a su sueño y se convirtió en un reconocido payaso de rodeo.

Jesús inicia su aprendizaje de ser torero gracias a la compañía Enanitos Toreros, en la cual aprende todo lo que tiene que ver con las destrezas y habilidades para poder ser torero, pero en ese trayecto conoce a “Charlotte”, un torero cómico. Jesús inicia una amistad con él y es cuando encuentra su vocación: ser un payaso de rodeo.

La vida de este joven no era fácil debido a que tenía que cumplir muchas responsabilidades para poder asistir a la compañía de toreros. Entre las responsabilidades estaba asistir todos los días a clases y tener excelentes calificaciones; entre esa agitada vida, con el tiempo Jesús decide darle vida al personaje “Güera de Mitotes”. Ese fue el primer personaje que lo llevó a la cúspide de payasos toreros, posteriormente decide crear un nuevo personaje: “La Divina del Rodeo”.

Después de brindar a su segundo personaje la gloria y ganar varios trofeos, Jesús decide crear su último personaje: “Baby”. El cambio se da porque deseaba iniciar con otro personaje en la compañía Rompiendo fronteras y darle al público diversión y adrenalina. “Baby” tiene ahora una gran trayectoria y ha ganado muchas competencias. Para Jesús, un payaso no es aquel que se pinta la cara, un payaso es quien se maquilla el alma; este es el lema que lo ha caracterizado en su trayectoria artística.

El payaso “Baby” ha tenido varios accidentes,  dos de ellos han sido de gravedad; sin embargo, esto no lo ha detenido para hacer su trabajo que tanto ama y apasiona. Él se siente agradecido con su familia y esposa, con quien lleva dos años de feliz matrimonio.

Cabe destacar que a “Baby” muy pocas personas le conocen su rostro; según él, un payaso debe estar siempre maquillado hasta el último momento de su presentación. En el caso de él, pasa la mayor parte del tiempo maquillado, con su traje de payaso y hasta que llega a su hogar deja descansar a “Baby”, y despierta Jesús Arangure. 

Tome Nota 

Para ver a “Baby” en acción podés asistir hoy al Rodeo Internacional “Rompiendo Fronteras”, que está ubicado contiguo al Edificio Pellas, a partir de las 6:00 de la tarde.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus