•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Caupolicán” fue plasmado magistralmente en una escultura de cerámica, como parte de las  cinco excepcionales obras plásticas trabajadas por artesanos nicaragüenses que fueron premiados por el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) en el Concurso Nacional de Artesanía Rubén Darío. Ideas curiosas y creativas como moldear  los personajes de la poesía en barro, en caramelo y hasta en una jícara fue el resultado del trabajo de artesanos provenientes de San Juan de Oriente, Santa Teresa, La Paz Centro, Rivas y San Juan de Limay. Ellos hicieron uso de sus estilos y herramientas para plasmar la magia del mundo poético. Sobresalieron la obra “Retorno”, un delicado tallado en jícara de filigrana realizado por la artesana rivense María Antonia Bermúdez, que vivenció elementos e ideas del famoso poema de Darío, y la escultura de piedra marmolina del personaje poético de “La Cabeza del Rawi”, obra trabajada por Carlos José Castellón, originario de San Juan de Limay.

“La idea era que cada artesano presentara su mejor trabajo, partiendo en la inspiración de Rubén Darío, así se lograron piezas de colección usando materiales tradicionales del día a día. Este tipo de iniciativas buscan unir la literatura con otras expresiones artísticas tradicionales para homenajear al poeta más importante en la historia de Nicaragua”, dijo el arquitecto Luis Morales Alonso, codirector general del INC.

“Lo más halagador es tomar el momento emotivo del poema, visualizar la obra y empezar a buscarle la forma en la piedra. No es fácil, uno debe buscar el material adecuado y con la idea que uno tiene de la escena o del personaje se trabaja la proporción exacta”, confió Carlos José Castellón, uno de los ganadores.

Según el jurado, el concurso logró reunir más 39 piezas y estuvieron cargadas de elementos creativos únicos en originalidad y estilo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus