•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con certeza no se conoce ni el origen de la tabla, ni el verdadero significado del nombre de este pedazo de madera con un alfabeto, utilizado supuestamente para comunicarse con los espíritus, en el más allá.

Lo cierto es que este rústico “intercomunicador dimensional” se le comenzó a conocer durante la moda del espiritismo a finales del siglo XIX y se patentó en 1890 por un estadounidense de nombre Elijah Jefferson Bond y otros dos, el cual se distribuyó como un juguete, al que luego se le nombró Ouija. 

Si bien quienes han estudiado la veracidad de los poderes que contiene la simple tabla, la consideran un truco sicológico, algunas religiones consideran que este es capaz de abrir un portal a entidades sobrenaturales y malignas, con simple hecho de invocarlas.

Cierto o no (nunca me ha interesado comprobarlo), esta ha sido la pauta de una docena de películas, desde las famosas “El Exorcista” y la reciente “El Conjuro” donde apenas aparece la tabla.

Los años 1998, 2004, 2007, 2014 y ahora 2016 ya han parido este tipo de historias cinematográficas,  siguiendo un patrón predeterminado prácticamente sin diferencias, ni aportes mayores al género.

Así que de Ouija: El Origen del Mal, no hay por qué esperar excepciones. No más que un poco de suspenso y entretenimiento para quienes gustan del género, con aciertos en la tensión aunque bajo los clichés fácilmente identificables.

La cinta no es más que una precuela del filme del 2014 que fue despreciada por la crítica especializada, pero atractiva para un público interesado en el cine escapista y del cual no se necesita practicar el análisis.

La precuela nos regresa a la década de los años sesentas, con una viuda que sobrevive engañando incautos son sesiones espiritistas, ayudada con sus dos hijas pequeñas, pero al encontrarse con una nueva tabla ouija, que atrae a un demonio que se posesiona del cuerpo de una de las niñas.

Ficha técnica: 
Título: “Ouija, el origen del mal”.
Actores:  Doug Jones, Elizabeth Reaser, Lin Shaye
Director: : Mike Flanagan
Género: terror

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus