•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchos creen que todos los famosos son una partida de caprichosos que con su estilo de vida hacen posibles las más ridículas fantasías. Sin embargo, hay celebridades que de hecho llevan estilos de vida sorprendentemente modestos. Ellos no gastan millones de dólares en mansiones lujosas, carros elegantes, fiestas glamurosas y vacaciones lujosas. Ellos prueban que la fama y la modestia pueden ir juntas, y que los estilos de vida de celebridades exageradas son solo clichés que hay que evitar.

Jennifer Lawrence

La estrella de 'Los Juegos del Hambre' conduce su Chevy Volt, evita las tiendas de lujo y vive en el mismo departamento en el que vivía antes de convertirse en una estrella ganadora de la Academia.

Keanu Reeves

El actor de "Matrix" es un paisano más. Se le ve en las calles con ropa sencilla. También viaja en el metro como las demás personas y no hace exuberantes fiestas cuando cumple años. De hecho, una foto muy famosa del intérprete le muestra con solo un pastelito en su cumpleaños. También es amable con quienes se le acercan.

Meryl Streep

El único lujo que tiene es su gran rancho, donde se refugia con su marido, el escultor Don Gummer y sus hijos. Afirma que le gusta sentarse en su sala de estar y coser, también cocinar y leer libros.

Sarah Jessica Parker

La estrella de ‘Sexo en la Ciudad’ es el opuesto total a Carrie Bradshaw en la vida real. En vez de gastar los millones que ganó durante su carrera de actuación en zapatos de diseñadores, la estrella vive una vida austera en el Greenwich Village de la Ciudad de Nueva York con su esposo Matthew Broderick y sus tres hijos.

Shailene Woodley

La protagonista de la serie "Insurgente" vivió mucho rato con sus padres y tiene un piso pequeño. Afirma que no desearía comprar jamás un auto carísimo de lujo, ya que eso no la haría feliz. Dice que viaja más, pero que su estilo de vida sigue siendo el mismo, afirmó en una entrevista para la revista "Premier".

Sarah Michelle Gellar

Conocida por sus papeles en ‘Buffy la Cazavampiros’ y ‘Juegos Sexuales’, la estrella adquirió su estatus de celebridad ahorradora después de que confesó que siempre ha estado usando cupones y monitoreando las ventas y descuentos. Al igual que su esposo Freddie Prinze Fr., ella prefiere la privacidad sobre los reflectores de la vida de alfombra roja.

Paul McCartney

El rockero estableció un modo de vivir austero con su primera esposa Linda Eastman. A tanto llegaban, que todos sus hijos pasaron por escuelas públicas. De hecho, su hija, la diseñadora Stella McCartney, siempre se quejó de que no la pusiera en escuela privada. Lo único que le costeó fue su escuela de diseño. Y eso, porque a ella le tocó trabajar como pasante anónima. El artista tiene una fortuna valuada en más de 800 millones de dólares.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus