•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Melania Trump no ocupó un papel relevante en la carrera de su esposo Donald Trump, como ocurrió con Michelle Obama, por ejemplo. Ese cargo lo ejerció su hija Ivanka, empresaria como su padre y con una fuerza comunicativa en su misma línea

¿EN LA SOMBRA?

La trayectoria de Melania fue inversa a otras mujeres que compartieron tiempo con ella cuando entró en el mundo de la política. Mientras que Hillary Clinton o la ex primera dama pasaron del segundo plano al protagonismo, Trump fue escondiéndose en la sombra, acorde al discurso misógino de su marido.

SUS ESCOTES

La exmodelo eslovena se casó con el recién nombrado presidente de los Estados Unidos en 2005. Por entonces era amante de los escotes pronunciados, las telas brillantes y los abrigos de pieles, desfiló para grandes marcas como Versace o Thierry Mugler y le gustaban los eventos con alfombras rojas, posados y glamur en general.

SU NUEVO LOOK

Sin embargo, poco a poco su aspecto fue cambiando. Los brillos se apagaron, los cuellos fueron subiendo y las faldas alargando. Las pieles dieron paso al paño y aunque los tacones se mantuvieron, simbólicamente la hicieron ir un paso atrás.

La última maniobra de comunicación política y quizás la más evidente tuvo lugar en el momento en el que Donald Trump salió a dar su discurso como ganador de las elecciones presidenciales.

Entonces Melania dio por fin un paso al frente y tomó su puesto como primera dama con un atuendo con un discurso clarísimo: ya no estoy en la sombra. Salió al palco con un mono de pantalón blanco con raya al medio firmado por Ralph Lauren, el diseñador que vistió a Hillary Clinton durante toda su campaña con pantalones similares a los de Melania.

DATOS PUNTUALES

Melania es la primera mujer elegida como  primera dama que no ha nacido en Estados Unidos desde el siglo XIX.

La primera vez que pisó una pasarela tenía 5 años. Su primer anuncio publicitario fue a los 16.
Conoció a Donald Trump en una fiesta durante la Fashion Week neoyorquina en 1998. Ella tenía entonces 28 años y él 52, pero la diferencia de edad no fue impedimento.

Melania no ha dejado de lado su pasión por la moda. Se puede comprobar en sus redes sociales, testigo del lujo que rodea su estilo de vida, y en el negocio de joyas que gestiona.

Desde que se casó ha estado involucrada también en labores solidarias, por ejemplo con la Cruz Roja americana. Se confiesa activa y desvela sus gustos, en la revista People. “Me gusta el tenis y el Pilates, leo revistas y me encanta la moda”.

Mira a la esposa de Trump en este video de archivo de la agencia AFP:

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus