•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Qué es música popular o tradicional? Para el investigador musical Óscar Hernández, la definición “de popular” es muy distinta en Latinoamérica y en el mundo anglosajón,  debido a que este abarca lo clásico del siglo XVIII y XIX y el pop rock y lo que se desprende de ese complejo genérico. Además se define porque es masivo y tiene bien marcado los circuitos comerciales.

En Latinoamérica, por otro lado, la música popular es más diversa porque hay piezas tradicionales que son muy vivas en todos los continentes. Hay gente que está haciendo música local que se reproduce en pocos municipios y que no tienen acceso a medios masivos ni producciones discográficas. Hernandez destacó que en Latinoamérica no hay una frontera clara entre música popular o tradicional, porque los géneros musicales están transitando entre uno y otro. “Uno encuentra producciones musicales rurales en un pueblo perdido que por el azar del destino se topan con un productor musical, hacen una fusión, le meten bajo eléctrico, lo meten al estudio y sacan un disco que se vende en Alemania. Eso está pasando en el tiempo y cómo hace uno para separar esas nociones. Es imposible”, comentó.

El investigador musical, quien ofreció una charla sobre “La música popular y tradicional en la investigación académica internacional” como iniciativa de la embajada, manifestó que la idea de la música folclórica pura está en crisis en muchos sitios porque cada vez son menos los que están dispuestos a concentrarse en hacer la música como se supone que se debe hacer según los folclorólogos y mantenerla igual con los formatos instrumentales. 

En Colombia, por ejemplo, los festivales de música tradicional se ven a sí mismos como salvaguardas de la tradición y por eso son muy exigentes para que se cumplan los requisitos. Como ejemplo, el formato vallenato debe tener solamente acordeón, caja, guacharaca y la voz del cantante. No puede tener bajo, ni batería eléctrica. 

“Cuando me preguntan por música folclórica  yo me atrevo a decir que probablemente el cantante o marimbero que está ahí, de pronto tiene otra agrupación con la que ya no es están folclórico ni tradicional, sino más cercano a lo popular. Y lo ideal sería que desde la sociedad se reconociera que en ese tránsito está la riqueza, no en lo puro…lo puro tiende a quedarse estacando”, afirmó Hernández.

Para Hernández, es inevitable que grupos contemporáneos utilicen piezas folclóricas y las fusionen con sonidos electrónicos digitales. “Tratar de evitar eso es como tapar el sol con un dedo porque los músicos siempre están buscando nuevas expresiones estéticas. Lo que sí creo necesario es tener una política de fomento  para la música tradicional, ¿por qué? Porque muchas veces la que es más tradicional no tiene mucho mercado y tiene menos posibilidades de supervivencia”, confió.

Aunque quedaron muchas preguntas en el aire, el doctor Oscar Hernández Salgar, maestro en música con énfasis en administración cultural e investigador, reafirmó el interés que existe en Nicaragua por parte de las universidades activas que ofrecen carrera musical. 

“La investigación musical académica es muy importante por muchas razones, una de ellas es la preservación, documentar cuál es el patrimonio cultural para que no se pierda. Es importante saber qué hay en el país y cuáles son las prácticas”.

“También es importante para entender, por ejemplo,  cómo se relaciona la música con la sociedad, cuáles son los valores asociados y cómo ayuda a construir identidades locales, nacionales y regionales y eso hace que haya distintas disciplinas musicales”, indicó Hernández. 

El investigador lamentó que el tiempo del encuentro fue corto, lo que no permitió un debate más a fondo, sin embargo lo positivo fue  “la posibilidad de acercarse a distintos enfoques, de conocer referentes de lo que se ha hecho en Latinoamérica, siento que se abrió mucho interés sobre lo que se puede hacer a futuro en Nicaragua”. 

Como tarea pendiente, Hernández, quien se presentó en el salón de los cristales del Teatro Nacional, compartió que es muy importante que países como Nicaragua participen activamente en congresos,ponencias y entre en discusiones activas (en caso de los académicos), así como ser parte de redes y leernos entre nosotros. 

Óscar Hernández 

Ha publicado varios artículos académicos sobre música y estudios culturales, poscolonialidad musical y significación musical, así como libros de investigación y capítulos de libro en diversas compilaciones. Desde 2006 es miembro de la rama latinoamericana de la Asociación Internacional para el Estudio de la Música Popular (Iaspm-AL). Es miembro fundador de la Asociación Colombiana de Investigadores Musicales (Acimus) y de la Asociación Colombiana de Investigadores en Psicología de la Música y Educación Musical (PsicMusE). En 2014 obtuvo el Premio de Musicología Casa de las Américas por su trabajo doctoral “Los mitos de la música nacional. Poder y emoción en las músicas populares colombianas 1930-1960”.

Actualmente es asistente para la creación artística en la Vicerrectoría de Investigación y director del Instituto Pensar de la Pontificia Universidad Javeriana.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus