•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con una vista sorprendente de Managua, relajada, Mignone Vega cose a mano las aplicaciones que incluirá en el vestuario de su próxima colección primavera-verano 2017. 

Pero años atrás, con su experiencia en administración pública y manejo de crisis, Vega trabajó en la presidencia para el mandato de Enrique Bolaños. “Lo apoyé con el Plan Nacional de Desarrollo y toda la parte de comunicación para el desarrollo. Con el presidente Bolaños fue una gran oportunidad de trabajar y manejar todos los temas”. Luego trabajé con las Naciones Unidas en Panamá con la ampliación del canal, asesorando al presidente Martín Torrijos. En ese proceso decidí escuchar mi voz interna y empezar nuevamente lo que quería hacer de joven: trabajar en diseño. Y abrí mi primera tienda en Granada”.

Vega señala que no solamente vive del diseño, sino que también da consultorías en los ramos de su experiencia (comunicación y manejo de crisis). 

Como diseñadora siempre ha propuesto una estética femenina relajada con un contenido social. Siempre está vinculada al tema de “upcycling” y “recycling”. Asimismo como creativa se pasea entre las transiciones de lo formal e informal, jugando con las sedas y el algodón. 

“Las prendas que yo hago son cómodas. Son para mujeres reales. La nueva colección trae piezas en 'denim' que ya nos se ocupan y a partir de ahí se crea nuevas piezas. A eso se le llama upcycling, es una nueva tendencia en Europa de darle vida a materiales (textiles) que no te sirven”, explicó Vega.

En la nueva colección habrá overall, chaquetas largas con pedrería y lo estamos mezclando con sedas. “Estamos trabajando también con telares nicaragüenses con nuevos diseños”.

El otro material que utiliza es el tuno y cuero. Estos materiales han sido utilizados en la elaboración de carteras.

La marca también ha dado un paso hacia la experimentación textil con nuevas propuestas diseñadas por Gabriela Arana, su hija.

“Siempre es todo un desafío. Las carteras son hechas a mano, son bellas, están forradas. Las piedras también se cosen manual. Es un proceso de trabajo con cada uno de los sectores de artesanos con lo que trabajamos”, refirió.

Para la diseñadora es importante que todo el trabajo que realice tenga un trasfondo de apoyar el trabajo artesanal de Nicaragua. “Todo lo que nosotros hacemos es consciente, el cuero que usamos tiene certificaciones en uso de agua y la mano de obra es nicaragüense y así apoyamos a las familias. Siempre pensamos en el empoderamiento de los artesanos y sus familias”.

Lea: “Vivir de una pasión como esta es difícil”

De socióloga a diseñadora 

Para Vega el diseño y la moda no le son un tema ajeno a su infancia. Recuerda sus primeros años en Granada, rodeada por tías cosiendo. “En mi época todas aprendíamos a hacer de todo. Además estudié en un colegio de monja donde una de las habilidades que te enseñaban era usar la máquina de coser. Mi búsqueda por la estética siempre estuvo ahí. Siempre me gustó”, confió.

La diseñadora comentó que aplicó a varios cursos de moda en el exterior, pero la oportunidad no llegó. Se decidió por la sociología como carrera profesional. También estudió comunicación y estudios latinoamericanos.  Actualmente es docente de la Universidad Americana.

“Siempre lo estuve esperando”, dijo Vega sobre su participación en la plataforma de modas de Mercedes Benz. “Nicaragua tiene buenos diseñadores, pero necesitamos ubicar al país como un destino de moda y eso es el trabajo que Mercedes Benz Fashion Night puede hacer.

Además: Susana Tórrez, diseñadora en potencia

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus